6 Claves para estar guapa en Navidad

Menudo reto: Estar guapa en Navidad. Justo cuando tenemos la piel como para esconderla por culpa del frío, del viento, de la contaminación que no da tregua y del estrés propio de las fechas. Porque ¿Quién no se pasa las semanas previas corriendo como pollo sin cabeza? Compras de última hora, comidas y cenas non-stop bien cargaditas de grasas saturadas y azúcares, falta de sueño… si la piel hablara está claro que nos diría de todo menos bonitas.

Llegar sana y salva a las fiestas ya es todo un reto; estar guapa y espléndida en Navidad y en los múltiples eventos de postín parece una utopía, ¿verdad?

Pues bien: no es cierto; se puede. Eso sí, la solución no pasa como quizá imagines por camuflar, sino por sanear. Me explico: Nada de esconder ojeras, piel deshidratada, poros abiertos y arruguitas marcadas bajo múltiples capas de maquillaje. Todas lo  hemos hecho, y yo la primera. Es más, puesta a sincerarme revelaré que en esas copas de tarde al salir de la redacción y sin opción de pasar por casa le he dado doble capa a la base de maquillaje que extendí por la mañana y me he quedado tan ancha. El problema, en estos casos, es que después de tantas horas con la base puesta la piel no está limpia, probablemente tenga brillos en la zona T (frente, nariz y barbilla) y le falte hidratación en otras, de forma que si le añadimos más potingues solo conseguiremos empeorar el resultado.

Lo primero para estar guapa y radiante en Navidad es tener una piel bonita y sana. Si está hidratada, luminosa, uniforme y sin poros abiertos, con el mínimo maquillaje va a seguir preciosa. Pero para ello hay que tener en cuenta los siguientes consejos. Todos ellos me los han ido dando los mejores profesionales de la piel durante mis largos años de experiencia como periodista de belleza. Y puedo asegurar que funcionan.

Limpia (bien) el rostro

Pocas cosas hay peores para la piel que no librarla de impurezas, suciedad y restos de maquillaje. No soy capaz de salir a la calle o acostarme sin haber limpiado mi cara antes con leche o aceite específico (en invierno suelo preferir las texturas untuosas) seguido religiosamente del tónico: ojo, este sin arrastrar, a golpecitos.

Aplica ampollas antioxidantes

¿Sabías que para aportar luz a una piel apagada y contrarrestar los radicales libres de la contaminación hay que utilizar activos antioxidantes? Mi favorita es la Vitamina C, que además difumina  las manchitas y pequeñas arruguitas. A veces la aplico en un suero, pero prefiero las ampollas. Me encantan las Endocare-C20 con Vitamina C Pura y proteoglicanos. En invierno escojo estas porque son perfectas para la piel seca y deshidratada como la mía, y el resto del año la versión oil-free. ¿Mi truco? Siempre extiendo una ampolla en cara, cuello y escote antes de una fiesta. Y si no me da tiempo a pasar por casa, la llevo en el neceser junto a mi kit de maquillaje y mi agua micelar, y al terminar el trabajo me limpio la cara, extiendo la ampolla y vuelvo a maquillarme. No cuesta nada y la piel queda impecable.

Hidrata y sigue con protección solar

A mi piel le hace falta un plus de hidratación estas semanas y yo se la doy cada mañana con una crema rica en factores de crecimiento, y por supuesto acabo con mi protección solar SPF  50 que proteja frente a las cuatro radiaciones, me acompaña los 365 días del año.

Retinol por la noche.

No hay otro activo igual. ¡Lo tiene todo! Renueva la piel, le da luz, disminuye las manchas, las marcas del acné y las arrugas…Es mi favorito. Como explica la Dra. María Calvo, de la Clínica Bioláser La Moraleja, “es el activo antiedad demostrado científicamente que estimula la formación de colágeno y elastina”. Yo lo aplico por la noche, pero también existe una nueva generación de derivados del retinol listos para usar de día que incluyen fotoprotección.

Ácidos despigmentantes.

Una piel uniforme es una piel bonita. En Navidad y durante todo el año, conviene utilizar ácidos despigmentantes, como el ferúlico y el kójico. Puede ser en casa, mediante cosméticos que los incluyan en una concentración menor, o en una clínica, donde serán más potentes y también más eficaces.

De día maquíllate con efecto no make-up

Ojo. A efectos de luz, vaya por delante que no es lo mismo lucirse en una comida que en una cena: Yo me recreo con el maquillaje cuando se va el sol, porque la noche “se lo come” un poco, pero de día prefiero el efecto no make up: una cara jugosa, con una base ligera, un colorete “buena cara”, un labial bonito (aprovecha esta Navidad porque se llevan intensos: cereza, rojos, teja…) y una estupenda máscara de pestañas hacen maravillas. Tampoco nos volvamos locas, lo llevemos al extremo y lo confundamos con la nueva moda de Instagram que se resume con el hashtag #Iwokeuplikethis (me he levantado así), que parte de “Mucho menos es más”…al fin y al cabo ¡Es Navidad!

Y la ocasión ideal para darle a nuestro look un toque especial. Eso sí, con una piel de escándalo. ¿Nos cuentas cómo te preparas tú?

Comparte en tus Redes Sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la Política de privacidad