Acné

Hoy en “Todo por tu Piel” hablaremos del acné. Una enfermedad que afecta al 80% de la población entre los 12 y los 25 años de edad, y a muchas mujeres adultas, que aunque no es grave, produce una alteración estética que puede tener consecuencias negativas en la autoestima influyendo en relaciones sociales y laborales.

El acné, es una afección inflamatoria de las glándulas sebáceas que se manifiesta por la aparición de comedones comúnmente llamados espinillas, pápulas, pústulas y menos frecuentemente lesiones profundas como nódulos y quistes, en áreas donde hay mayor concentración de estas glándulas como en la cara, pecho y espalda.

Los trastornos hormonales son uno de los factores causantes del acné pero también pueden serlo el factor genético y el bacteriano.

Aunque el acné juvenil que se inicia en la pubertad es el más común, existen otros tipos: el ocasionado por la aplicación de esteroides o el inducido por productos químicos comedogénicos, como pomadas y cosméticos que se puede presentar a cualquier edad pero habitualmente empieza después de los límites habituales de edad del acné común y predomina en las mejillas.

¿Por qué se produce el acné? Se pueden identificar cuatro causas principales:

  • Aumento de la secreción de sebo, cuando las glándulas sebáceas en nuestra piel se sobre estimulan y comienzan a producir más  sebo de lo normal.
  • Obstrucción del conducto pilosebáceo formado el comedón, o lo que es lo mismo, obstrucción de los poros estos conductos se pueden obstruir fácilmente si existe en nuestra piel la presencia de células muertas u otras partículas de suciedad.
  • La colonización por Propionibacterium acnes, la bacteria del acné del conducto pilosebáceo.
  • Daño de la pared folicular e inflamación perifolicular. Es la respuesta de nuestro sistema inmunológico reaccionando a la invasión de la bacteria del acné en nuestra piel. La hinchazón, el color rojo y la molestia al tocar la zona infectada.

Existen multitud de tratamientos para el acné, desde los más sencillos que pueden hacerse en casa, hasta tratamientos más sofisticados, depende de la extensión e intensidad.

Ponerse en manos de especialistas para realizar un diagnóstico sería el primer paso, ya que iniciar un tratamiento de forma temprana es lo más efectivo para evitar cicatrices.

Para terminar, en “Todo por tu piel”, queremos compartir algunos consejos para ayudaros a lograr buenos resultados en vuestra lucha contra el acné:

  • Evita tocarte puedes infectarlos y tendrás más riesgos que te queden cicatrices.
  • Sigue una vida saludable sin estrés y evita excesos
  • Cuidado con el Sol, aunque al principio puedas notar mejoría, no te confíes el exceso de sol podría dejar marcas e incluso aumentar la producción de grasa. Utiliza siempre fotoprotectores.
  • Realiza una correcta limpieza por la mañana y noche e hidrátate con productos “no comedogénicos”
  • Te recomendamos la línea Refine de Neostrata® indicada para pieles grasas y/o con tendencia acneica que necesitan productos cosméticos seborreguladores, exfoliantes y astringentes, que ayudan a reducir la cantidad de grasa y el tamaño de poro de la piel y a mejorar su textura.

(Imagen ofrecida por IFC Spain)

Comparte en tus Redes Sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la Política de privacidad