¿Alergia al sol? por la Dra. Paloma Borregón

¿Alergia al sol? por la Dra. Paloma Borregón
Imagen ofrecida por IFC Spain

Esta semana nos vista a IFC Expert la Dra. Borregón, Doctora en Medicina, especialista en Dermatología, que disfruta combinando labores clínicas e investigadoras en su consulta con labores de comunicación para acercar la salud y en concreto el cuidado de la piel a todo el mundo.

Os animamos a visitar su blog Cuida tu Piel en Medicina TV, una canal de salud y bienestar, donde podréis encontrar contenidos explicados siempre por profesionales médicos y de otras disciplinas.

La Dra. Borregón, nos va hablar ahora que estamos en verano y el sol es protagonista, de reacciones que puede tener nuestra piel ante la exposición a la luz solar.

El término alergia al sol es bastante amplio, podría decirse que engloba un grupo de afecciones de la piel que los dermatólogos llamamos FOTODERMATOSIS. Son alteraciones cutáneas desencadenadas por la radiación ultravioleta, UVB, UVA, luz visible y radiación infrarroja, que se manifiestan durante los meses de primavera y verano y producen desagradables síntomas como picor, habones, zonas enrojecidas incluso con vesículas.

Aunque el grupo de fotodermatosis es amplio, voy a detallar las más frecuentes:

ERUPCIÓN POLIMORFA SOLAR O ERITEMA POLIMORFO SOLAR. Es la más frecuente. En los meses de primavera comienzan a aparecer lesiones elevadas, rojas, persistentes sobre todo en brazos, escote y cuello (en la cara también aunque con menos frecuencia, ya que , aunque también es una zona fotoexpuesta, el sol le da todo el año). Puede darse en cualquier persona, aunque es más habitual en mujeres de entre 20 y 30 años, sobre todo de piel clara. El tratamiento consiste en estar prevenido y cuando lleguen estos meses insistir en la protección solar muy alta (50+) y aplicarla con frecuencia, evitar la exposición solar y tomar fotoprotección oral durante todos estos meses.

URTICARIA SOLAR. Aquí las lesiones pueden aparecer por todo el cuerpo y son habones evanescentes, es decir, lesiones rojas elevadas que pican y desaparecen en horas. Puede presentarse a cualquier edad. Mejora con antihistamínicos orales, además de las recomendaciones generales de todas las fotodermatosis.

DERMATITIS ACTÍNICA CRÓNICA. Es más común en pacientes de edad avanzada como consecuencia de la exposición solar crónica. Aparecen lesiones rojizas y descamativas en zonas expuestas habitualmente al sol.

PRÚRIGO ACTÍNICO. Reacción cutánea que se inicia en la primera década de la vida. Produce intenso picor y lesiones cutáneas rojizas, excoriadas (que el paciente se rasca debido al intenso picor ). Suele salir en zonas fotoexpuestas, pero es extensible al resto del cuerpo.

HIDROA VACCINIFORME. Más habitual en niños de piel clara, en los que al exponerse al sol aparecen lesiones rojizas con vesículas que tienen tendencia a dejar cicatrices como las de la varicela.

REACCIONES FOTOTÓXICAS. Para que se produzcan debe sumarse el efecto de un fármaco, tomado por vía oral o aplicado, con la exposición solar. Es similar a l quemadura solar. El fármaco nos hace más sensibles al sol y nos quemamos allá donde nos da, pudiendo aparecer lesiones rojizas eccematosas, incluso con ampollas. En ocasiones requiere tratamiento con corticoides, además de los consejos comunes a todas las fotodermatosis. Muchos fármacos son fotosensibilizantes, sobre todo algunos antibióticos, AINES, antidepresivos, ansiolíticos y diuréticos.

ENFERMEDADES FOTOSENSIBLES. Son aquellas que se agravan y brotan con la exposición solar. Ejemplos de ello son el lupus, las porfirias cutáneas y la dermatomiositis. Otro ejemplo más cercano y frecuente es el herpes simple, que seguro que si lo tenéis alguna vez habréis tenido brotes tras pasar algún día al sol.

Como veis, el abanico de enfermedades de la piel que pueden aparecer como consecuencia de la exposición solar es amplio y las recomendaciones para los pacientes son comunes: evitar la exposición solar, sobre todo en las horas centrales del día, utilizar a conciencia protectores solares de protección MUY ALTA, 50+ y complementar con protección solar oral 1 cápsula al día en el desayuno desde la primavera y durante todos los meses soleados.

(Imagen ofrecida por IFC Spain)

Comparte en tus Redes Sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto la Política de privacidad