La mejor forma de recibir el primer sol de primavera, por la Dra. Conchita Pinilla

Esta semana, contamos con la colaboración en nuestro blog de la Dra. Conchita Pinilla, Doctora en Medicina y Cirugía y miembro de la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética, para hablarnos de como poder disfrutar del sol en primavera de forma saludable.

La llegada de la primavera anuncia el principio de una de las épocas del año que más disfrutamos. El sol será el protagonista y nuestro compañero durante los próximos meses y al que debemos conocer y respetar para que nos conquiste sólo con su mejor cara.

Cinco beneficios de la Vitamina del Sol

Qué duda cabe que el sol es una fuente de vida necesaria para nuestro organismo. Nos aporta energía, vitalidad y una vitamina imprescindible para la salud del ser humano como es la Vitamina D.

  1. Huesos fuertes
  2. Reduce la Diabetes Tipo 2
  3. Mejora la función muscular
  4. Reduce el riesgo de contraer más de 10 tipos de cáncer
  5. Protege de enfermedades cardiovasculares

“Tanto el exceso de sol como la falta de él son perjudiciales para la salud “ Dra. Conchita Pinilla

Son muchos los beneficios que podemos tener de esta fuente de energía vital y necesaria pero también, sino conocemos sus riesgos y no nos protegemos bien, sus rayos pueden traernos graves problemas de salud. Entre otros muchos podemos nombrar:

  • Melanoma u otro tipo de cáncer de piel
  • Envejecimiento prematuro de la piel
  • Manchas solares

Antes de exponernos al sol

La prevención es la base para proteger la piel ante los primeros rayos de sol. La piel y el organismo necesitan un “calentamiento” previo para estar fuertes, sanos y dispuestos a recibir los rayos solares y sobre todo, para absorber sus beneficios y poder protegerse de sus efectos nocivos.

Hidratación. Manteneros hidratados, tanto por fuera como por dentro, es la base para que nuestro cuerpo se defienda de las agresiones externas. Beber un mínimo de dos litros de agua al día e hidratar nuestra piel con la cosmética adecuada ayudará a mantener una estructura epidérmica sana, flexible y suave.

Nutricosmética Solar. ¿Has oído hablar de ella?  Se trata de un completo complemento alimenticio que nutre y protege las células y los tejidos  desde el interior. Evita la aparición de manchas, disminuye las quemaduras, actúa contra los radicales libres y el envejecimiento prematuro, el bronceado es más duradero y se evitan muchas intolerancias solares. Es necesario comenzar a tomarlos un mes antes de exponernos al sol y seguir su ingesta mientras dure la época estival.

Protección desde el primer rayo de sol. Hoy en día, protegernos del sol es muy sencillo ya que casi todos los productos cosméticos aportan una protección solar mínima. Aun así, cuando comienza la primavera es necesario una aportación extra de protección solar en forma de crema para b  crear una barrera entre nuestra epidermis y los efectos negativos de los rayos solares. Incluso cuando creamos que no estamos expuestos al sol directamente, debemos extremar las precauciones y aplicarnos un factor solar alto por lo menos 15 minutos antes de salir de casa. Es importante repetir la aplicación dos  o tres horas y extremar los cuidados en niños.

Una buena protección solar hará que nuestra piel luzca bonita, cuidada y evitaremos daños mayores que pueden aparecer a medio y largo plazo.

(Imagen ofrecida por IFC Spain)

Comparte en tus Redes Sociales