¿Qué significa piel grasa con tendencia acneica?

Nuestra piel necesita una cierta cantidad de lípidos (grasas) para crear una barrera natural que nos protege de las agresiones externas.

La producción de estos lípidos están directamente relacionados con las hormonas, que estimulan la actividad de las glándulas sebáceas.

Un desajuste hormonal como por ejemplo la pubertad, menstruación, menopausia… puede estimular en exceso esas glándulas, produciendo más sebo del necesario. Esto origina una piel grasa y un aumento de la regeneración celular (mayor cantidad y velocidad de formación y destrucción de las células).

Si las células muertas generadas, sobre esa piel más grasa no se desprende, termina obstruyendo los poros. Al seguir produciéndose sebo bajo ese poro obstruido, se forman los “granos”, que por acción de la bacteria P. acnes presente en la piel, pueden infectarse, dando lugar a un comedón.

Durante toda esta semana os hemos hablado de Refine de Neostrata, una línea dedicada a mejorar el aspecto y la calidad de las pieles grasas y/o con tendencia acneica.

Estas pieles necesitan productos cosméticos seborreguladores, exfoliantes y astringentes, que ayuden a reducir la cantidad de grasa y el tamaño de poro de la piel y a mejorar su textura. Además, es imprescindible una buena limpieza e hidratación, con productos específicos para este tipo de pieles.

(Imagen ofrecida por IFC Spain)

Comparte en tus Redes Sociales

Deja un comentario