Mi querida vitamina C: Te necesito en mi piel, por Silvia Capafons

ampollas-vitamina-c-silvia-capafons

Querida Vitamina C: Hoy voy a escribirte para agradecerte todo lo que le das a mi piel. Si tuviera que serle fiel a un solo activo, ese serías tú. Si solo pudiera escoger un producto cosmético (aparte del indiscutible protector solar, claro está), te elegiría a ti en todas tus versiones posibles: cremas, sueros, mascarillas… pero sobre todo, en ampollas. Y te voy a contar porqué.

piel despues del verano

Mi piel, a la vuelta de vacaciones: S.O.S

Empezaré contándote, mi querida Vitamina C, porqué te necesito tanto. Lo hago todo el año, pero en este momento de la rentrée, sin ti no soy nadie. Llego de la playa con la piel seca, con manchas, con más arruguitas de las que tenía y falta de elasticidad y brillo. Cuando me siento optimista pienso en lo mal que escogí el espejo de mi casa, ¡qué mal iluminado!, en la playa eso no pasaba. Luego me doy cuenta de que un poco sí, pero que junto al mar la piel brilla más y que apenas me miraba en él; total, el descanso tiene que serlo para todo, hasta para bajar la guardia con el perfecto estado de revista y aparcar el maquillaje, la plancha, el secador y el esmalte de uñas. ¡Qué liberación! Lo que sí hago en verano es limpiar mi piel día y noche, aplicar de día vitaminas antioxidantes seguidas de mi protección solar, e hidratar por la noche con sueros ricos en Vitamina B5 o ácido hialurónico. En cambio es llegar a la ciudad, y la piel pierde todo su lustre. Así que sí, vuelvo a ti, aunque en realidad, nunca te he abandonado.

¿Qué me aportáis, ampollas de vitamina C?

Y dejo de dirigirme a ti en segunda persona para no apabullarte.

En realidad, los beneficios de la vitamina C en la piel son muchísimos, si empiezo no termino. Lo más importante es que es un potente antioxidante que previene los radicales libres generados por el sol, la contaminación o el estrés. En el organismo tenemos de forma natural antioxidantes, pero no son suficientes para luchar contra esos radicales libres, sobre todo en momentos en los que en el caso de la piel, se ve sometida a las agresiones que he comentado. Entre los beneficios de la vitamina C está la formación de nuevo colágeno, y eso le da esa elasticidad al cutis y le ayuda a recuperar firmeza. También unifica el tono y aporta luminosidad.

La vitamina estrella puede presentarse de mil maneras: en crema, en suero, en mascarilla, en limpiadora, y sobre todo, en ampollas para el rostro, mis favoritas. Voy a centrarme en ellas, en las ampollas de vitamina C: para la cara son perfectas porque mantienen la pureza del activo, que de por sí es muy inestable.

¿Todas las ampollas de vitamina C son iguales?

En absoluto. Y una puede volverse loca en la farmacia ante tanta oferta, pero no todas tienen la misma concentración y efectividad. El problema con esta vitamina es que es muy inestable, y para que sea activa debe formularse en un medio que no se altere ni se oxide. Por eso las ampollas de Vitamina C son tan buena idea, porque solo están en contacto con el aire cuando se abren para ser usadas. Además es importante que la textura se adapte a cada piel: algunas marcas, como Endocare, tienen varias opciones: para pieles secas, las C 20 combinan un 20% de Vitamina C pura y estabilizada (que es una muy alta concentración) con proteoglicanos, y luego están las Oil Free (con y sin proteoglicanos), para mixtas y grasas. Proteoglicanos: ¿la palabreja te suena, pero no sabes qué son? Se trata de proteínas y polisacáridos que están en la dermis y la epidermis, que hidratan y producen un efecto flash de tensión. Así que yo, que tengo la piel a veces normal y a veces seca, combino las ampollas para la cara Oil Free con proteoglicanos, con las C 20 también con proteoglicanos.

vitamina C Silvia Capafons

¿Cuándo utilizo las ampollas de vitamina C?

Ya lo he dicho: todo el año. Pero me pongo especialmente cabezota cuando necesito cuidados excepcionales: a la vuelta del verano, en momentos puntuales de estrés, o cuando quiero un tratamiento intensivo de choque.

¿Cómo utilizo las ampollas para la cara de vitamina C?

Vienen con un aplicador/dosificador para abrirlas sin hacerte daño, porque ojo, si no lo utilizas te puedes cortar. Una vez abiertas y después de la limpieza se extiende media ampolla en rostro, cuello y escote, con toquecitos y evitando el contorno de los ojos. Espero un minutito y después aplico o bien crema, si creo que la necesito, o bien el protector solar directamente. La otra mitad puede guardarse con el tapón que traen y utilizarse en las siguientes 24 h para no perder efectividad.

¿La vitamina C mancha la piel?

No, eso es un tópico. La Vitamina C, sea en ampollas, crema o suero no produce manchas, todo lo contrario, ayuda a unificar el tono, porque este antioxidante hace de regenerador celular y actúa sobre la melanina. Eso sí, por la mañana no hay que olvidarse de aplicar después el protector solar.

¿Os cuento mi secreto más top?

Tssss….Esos días en los que creo que mi piel pide a gritos una dosis extra, o los fines de semana que estoy más free, después de la media ampolla de Vitamina C me vengo arriba y aplico una mascarilla que contenga más de mi activo favorito junto a otros que la enriquezcan y dejan la piel más luminosa. Es mi momento “mimos”, y lo disfruto. Una de mis favoritas es Endocare-C Peel, que combina la C con otros antioxidantes, como la Vitamina E y el Resveratrol, Pro-retinol (el rey de la regeneración), y ácido hialurónico (mi favorito para hidratar). Es de tipo peel off, y crea una película que después se retira tirando de manera suave.

Y tú, ¿utilizas Vitamina C en el rostro? ¿Prefieres las ampollas, el suero o la crema?

Porqué elijo las ampollas de Vitamina C

Ampollas Vitamina C

De pequeña dormía con un burrito. Quería ese, no otro, porque era el único con el que descansaba a pierna suelta. En realidad me pasa con todo: Si algo me convence es por algo, y raro es que deje de hacerlo así, por las buenas. Descubrí las ampollas de Vitamina C hace la tira, creo que cuando supe lo que significaba la palabra estrés.

Empezaba a trabajar en esto del periodismo y lo compaginaba con algún curso: no recuerdo que consiguiera dormir más de 6 horas cada noche, y mi piel empezó a notarlo; ni me acercaba a los 30 y estaba deshidratada, sin gracia, con ojeras, manchitas… hecha un asco. Y como siempre es una vecina la descubridora de cremas, potingues y dietas, a mi la mía (aún no me había especializado en belleza) me habló de las ampollas de Vitamina C y de cómo le habían cambiado la vida. A mi la vida no me la cambiaron, pero la piel sí, y para muchísimo mejor.

Desde entonces hago “curas “de dos meses varias veces al año, y si la noto rebelde las uso a diario sin descansos.

Ya no duermo con mi burrito de peluche, pero sigo con mis ampollas de vitamina C.

La Vitamina C debe estar bien formulada

Es cierto que existen mil y un activos que prometen una piel de escándalo, luminosa y radiante, pero yo no he encontrado otro mejor que la vitamina C, y no soy la única, porque cuenta con muy buen respaldo científico y es uno de los básicos de cualquier dermatólogo y experto en piel. Pero, aunque la adoro en todas sus versiones, es en ampollas como más me gusta, porque conserva sus propiedades como ningún otro formato.

Ojo, porque no todo producto con el reclamo “Vitamina C”, contiene la cantidad necesaria y está formulado para conservarla de forma correcta, porque es el ingrediente cosmético más inestable que hay y se oxida.

Por qué elijo la vitamina C como mi activo top

Voy a contar primero porqué elijo esta vitamina para mi piel cada mañana:

  • En primavera, porque prepara mi piel. La vitamina C combate los radicales libres generados por el sol, así que cuando se acerca el buen tiempo preparo mi rostro con una cura de este ingrediente, y trato de tomar más alimentos que la contengan: frutas rojas, cítricos, pimiento, brócoli, etc. También empiezo con un buen complemento nutricional que la contenga, junto a otros antioxidantes complementarios.
  • Antes de irme a la playa, como procedimiento de choque. En los momentos previos a las vacaciones, las ampollas de vitamina C terminan de poner mi piel a punto y me ayudan a contrarrestar los daños cutáneos del estrés de última hora: siempre hay reportajes, vídeos y post que dejar cerrados.
  • Con la rentrée, para reparar. Seguro que te suena: Es llegar del verano, alejarse del mar y notar cómo la piel se reseca y el brillo se va. Pues bien, aquí la Vitamina C no va a devolverte los días de dolce far niente, pero sí la recuperará de los estragos solares.
  • En invierno, para combatir el frío y el viento. Porque unas temperaturas bajo mínimos junto al aire invernal debilitan la barrera cutánea y dejan la cara bajo mínimos.
  • En momentos BBD, para un efecto flash. Bodas, bautizos, comuniones, Navidades, fiestas diversas…Puedo cambiar de maquillaje y de ropa, pero nunca de activo ni de formato antes de un evento: Piel bien limpia, ampolla de Vitamina C seguida del tratamiento que esté usando en ese momento y protección solar, imprescindible.

¿Todas las vitaminas C son iguales?

No lo son, y el porqué hay que buscarlo en lo inestable que resulta, como os decía. Tiene que formularse en un medio que no se altere, y al abrir el envase, utilizarlo pronto o tener un sistema de cierre apropiado, porque sino se oxida. También comentaba a mi me gusta el formato ampolla porque conserva las propiedades de la Vitamina C intactas, y no es fácil.

Productos buenos hay unos cuantos, pero yo descubrí las ampollas de Endocare años ha, y cuando probé las Oil Free con proteoglicanos me enamoré definitivamente, no me extraña que hayan ganado este año los Premios Belleza T de Telva. Al contrario de lo que puedas pensar, no son solo para piel grasa, porque la mía es mixta y son las que mejor me van en determinados momentos, aunque confieso que las combino con las específicas para pieles secas si la noto más deshidratada de lo habitual.

Los proteoglicanos son lo que rematan la fórmula, sin duda: hidratan, iluminan y combaten la oxidación; también contienen SCA®,  factores de crecimiento de la secreción del Cryptomphalus Aspersa, que es una especie de caracol que la produce cuando está en situaciones de “alarma biológica”: no es lo que la gente entiende por baba de caracol, ojo; esta secreción tiene un poder regenerador y antioxidante espectacular. Además las ampollas son cómodas de usar, porque tienen un aplicador para romperlas y un capuchón para que se conserven en condiciones varios días.

¿Cómo utilizo las ampollas de Vitamina C?

  1. Limpio bien mi cara por la mañana.
  2. Abro la ampolla con el aplicador específico, utilizo 1/3 del total aproximadamente y cierro enseguida con el capuchón.
  3. Distribuyo bien en cara, cuello y escote evitando el contorno de los ojos, sin arrastrar y a pequeños toques, con las palmas de las manos.
  4. Espero 1 minuto para que la fórmula se absorba, y después sigo con mi crema de tratamiento (que cambio según necesidades).
  5. Otro minuto después aplico la protección solar.

Un nuevo estudio prueba la eficacia de las ampollas Endocare C Proteoglicanos Oil-Free

Ampollas

Un nuevo estudio publicado el pasado 16 de enero en el Journal of Clinical and Cosmetic Dermatology (M Vitale et al, 2018) 1 ha demostrado la eficacia de las ampollas Endocare C Proteoglicanos Oil-Free de Cantabria Labs en la reducción de los signos visibles del envejecimiento cutáneo y el aumento de la luminosidad de la piel.

En el estudio, llevado a cabo en centros de investigación clínica en Italia y China, participaron  40 mujeres de entre 25 y 40 años de edad. El tratamiento consistió en la aplicación dos veces al día (mañana y noche) del producto durante 30 días, con una  evaluación instrumental de los resultados.

Tras solo 15 días utilizando el tratamiento, se observó una disminución de la profundidad de las arrugas, y después de 30 días un incremento significativo de la hidratación de la piel (+26%), la luminosidad (+16%), la firmeza (+10%) y la elasticidad (+8%)

Así, la alta concentración de SCA factores de crecimiento (20%) y de Vitamina C pura (15%) contribuye a regenerar la piel y aumentar la suavidad, firmeza y luminosidad. Su fórmula oil-free  es ideal para todo tipo de pieles, incluida la mixta y la grasa.

Coincidiendo con la publicación de este estudio, las ampollas Endocare C Proteoglicanos Oil-Free fueron premiadas con el prestigioso premio “T de Telva” al producto cosmético más innovador, tras ser elegidas por un jurado de 15 expertas en salud y belleza.

Nuevas Endocare-C Proteoglicanos Oil Free ampollas

IFC presenta sus nuevas ampollas Endocare-C Proteoglicanos Oil Free, que llegan a las farmacias para activar la piel del rostro gracias a la triple eficacia de sus ingredientes y el aval científico de su tecnología SCA, rico en factores de crecimiento, con efecto LOOP1.

El efecto iluminador, hidratante y regenerador de este nuevo producto surge como consecuencia de la acción directa sobre las capas de la piel y se producen por la sinergia entre sus ingredientes, SCA Factores de crecimiento, la Vitamina C pura y estabilizada y los proteoglicanos.

Las ampollas Endocare-C Proteoglicanos Oil Free buscan una activaciÓN de la piel desde la mañana a la noche, por lo que se convierten en las perfectas aliadas para luchar contra el fotoenvejecimiento del rostro de todo tipo de pieles, incluso las mixtas o grasas.

InvestigaciÓN

Endocare-C Proteoglicanos Oil Free Ampollas, avalado tanto científicamente como por los mejores profesionales de la medicina dermatológica, como la doctora Paloma Borregón: “Estas ampollas tienen una ventaja frente a todas las demás y es la tecnología SCA factores de crecimiento. Estos factores de crecimiento juegan un papel fundamental en la regeneración de la piel y al combinarse con la vitamina C pura y estabilizada y los proteoglicanos trabaja todas sus capas, lo que proporciona una regeneración con efecto LOOP, además de luminosidad, hidratación y un potente efecto antioxidante”.

La tecnología SCA Factores de Crecimiento nace de la secreción purificada del caracol Cryptomphalus aspersa y genera un efecto LOOP que consigue actuar de manera eficaz en las capas de la piel.

Gracias a los factores de crecimiento SCA, se genera el Efecto Loop por el cual se inicia una acción en cadena de efecto multiplicador, actuando en distintas capas de la piel y reactivando las células que a su vez generan nuevos factores de crecimiento. Las células de la piel, mediante el Efecto Loop de los factores de crecimiento, vuelven a comportarse como células jóvenes. La juventud de tus células es la juventud de la piel.

FormulaciON: Solución más completa hasta para las pieles más sensibles

ENDOCARE-C Proteoglicanos Oil Free Ampollas además de SCA Factores de crecimiento, incluye Vitamina C Pura y estabilizada que permite efectos rápidos y a largo plazo con gran poder antioxidante.

La antioxidación que aporta SCA se debe a que contiene SOD y GST que son dos potentes enzimas antioxidantes. Con ello, si añadimos la Vitamina C conseguimos no sólo un efecto antioxidante también regenerador y, como no, iluminador. Su formulación permite mayor estabilidad del preparado frente al calor y la luz a la vez que mejora la absorción epidérmica permitiendo ejercer íntegramente su actividad. Indicado para todo tipo de pieles, incluidas las más sensibles.

Por su parte, los Proteoglicanos exógenos actúan sobre el espacio extracelular para mejorar la hidratación de la piel y firmeza, completan la fórmula parahidratar y difuminar las arrugas mecánicamente gracias a su estructura generadora de un efecto filmógeno sobre la piel.

AplicaciÓN: innovador y revolucionario formato que permite su conservación hasta siete días 

IFC también lanza un nuevo y cómodo formato de aplicación, que incluye un aplicador que facilita romper la ampolla y a la vez sirve posteriormente como dosificador, que, junto a un pequeño tapón, permite conservar el producto hasta siete días.

Este nuevo formato permite conservar mucho mejor el producto y facilita la aplicación de una forma cómoda y limpia. Es un importante avance en el terreno de las Ampollas”, comentó Consuelo Silveira, de la Escuela de Estética Consuelo Silveira.

Se recomienda aplicar Endocare-C Proteoglicanos Oil Free mañana y noche, de manera uniforme sobre la piel limpia en cara y cuello, mediante un ligero masaje con las yemas de los dedos hasta su completa absorción. Dentro de la línea Endocare-C hay una ampolla para cada tipo de piel: pieles mixtas/ grasas; todo tipo de pieles; y pieles secas/ muy secas.

Endocare se estrena en Instagram con su cuenta Endocare_es

Endocare es la línea de regeneración cutánea de IFC con activos especialmente diseñados para tratar el fotoenvejecimiento y proteger la piel frente a los radicales libres, radiaciones ultravioleta y condiciones climatológicas.

Con motivo del lanzamiento de sus nuevas ampollas Endocare-C Proteoglicanos Oil Free, la marca estrena la cuenta Endocare_es en Instagram.

 

 

Endocare-C Oil free Ampollas, la acción iluminadora, antioxidante e hidratante no comedogénica

IFC lanza al mercado este mes de marzo Endocare-C Oil free Ampollas como la más avanzada tecnología en la línea Endocare para la iluminación, antioxidación e hidratación de pieles normales y grasas, basada en su ciencia regeneradora avalada SCA Biorepair.

Endocare-C Oil free ampollas ofrece un nuevo complejo antioxidante iluminador (20% Antiox System) compuesto por Vitamina C, Vitamina E y Ácido Cítrico, junto con la formulación de acción hidratante y difuminador de arrugas y líneas de expresión (8% Aqua complex) de Pentavitine e Higroplex.

SCA Biorepair, tecnología patentada de última generación basada en la secreción de caracol Cryptomphalus Aspersa, completa la composición de las ampollas Endocare-C Oil free (40%), no comedogénicas para añadir su efecto regenerador.

Con esta propuesta de IFCEndocare-C ofrece una solución para las pieles normales y grasas apagadas y de tono desigual, además de incorporar una nueva herramienta para el mantenimiento de técnicas despigmentantes y de rejuvenecimiento aplicadas por médicos estéticos y dermatólogos.

Endocare-C Oil free llega así a las farmacias y parafarmacias para dar un paso más en esta nueva línea que ya mostró sus intenciones con el lanzamiento de las ampollas Endocare-C 20 Proteoglicanos a finales del año pasado.

En este sentido, Endocare incorporará más novedades a la línea Endocare-C, pero no sin antes constatar su espíritu innovador mediante esta #formuladesuperacion, que proporciona la solución ideal en ampollas para pieles normales y grasas, en 30 dosis para una tratamiento durante 60 días.

Fotos

Recortes