Mi querida vitamina C: Te necesito en mi piel, por Silvia Capafons

ampollas-vitamina-c-silvia-capafons

Querida Vitamina C: Hoy voy a escribirte para agradecerte todo lo que le das a mi piel. Si tuviera que serle fiel a un solo activo, ese serías tú. Si solo pudiera escoger un producto cosmético (aparte del indiscutible protector solar, claro está), te elegiría a ti en todas tus versiones posibles: cremas, sueros, mascarillas… pero sobre todo, en ampollas. Y te voy a contar porqué.

piel despues del verano

Mi piel, a la vuelta de vacaciones: S.O.S

Empezaré contándote, mi querida Vitamina C, porqué te necesito tanto. Lo hago todo el año, pero en este momento de la rentrée, sin ti no soy nadie. Llego de la playa con la piel seca, con manchas, con más arruguitas de las que tenía y falta de elasticidad y brillo. Cuando me siento optimista pienso en lo mal que escogí el espejo de mi casa, ¡qué mal iluminado!, en la playa eso no pasaba. Luego me doy cuenta de que un poco sí, pero que junto al mar la piel brilla más y que apenas me miraba en él; total, el descanso tiene que serlo para todo, hasta para bajar la guardia con el perfecto estado de revista y aparcar el maquillaje, la plancha, el secador y el esmalte de uñas. ¡Qué liberación! Lo que sí hago en verano es limpiar mi piel día y noche, aplicar de día vitaminas antioxidantes seguidas de mi protección solar, e hidratar por la noche con sueros ricos en Vitamina B5 o ácido hialurónico. En cambio es llegar a la ciudad, y la piel pierde todo su lustre. Así que sí, vuelvo a ti, aunque en realidad, nunca te he abandonado.

¿Qué me aportáis, ampollas de vitamina C?

Y dejo de dirigirme a ti en segunda persona para no apabullarte.

En realidad, los beneficios de la vitamina C en la piel son muchísimos, si empiezo no termino. Lo más importante es que es un potente antioxidante que previene los radicales libres generados por el sol, la contaminación o el estrés. En el organismo tenemos de forma natural antioxidantes, pero no son suficientes para luchar contra esos radicales libres, sobre todo en momentos en los que en el caso de la piel, se ve sometida a las agresiones que he comentado. Entre los beneficios de la vitamina C está la formación de nuevo colágeno, y eso le da esa elasticidad al cutis y le ayuda a recuperar firmeza. También unifica el tono y aporta luminosidad.

La vitamina estrella puede presentarse de mil maneras: en crema, en suero, en mascarilla, en limpiadora, y sobre todo, en ampollas para el rostro, mis favoritas. Voy a centrarme en ellas, en las ampollas de vitamina C: para la cara son perfectas porque mantienen la pureza del activo, que de por sí es muy inestable.

¿Todas las ampollas de vitamina C son iguales?

En absoluto. Y una puede volverse loca en la farmacia ante tanta oferta, pero no todas tienen la misma concentración y efectividad. El problema con esta vitamina es que es muy inestable, y para que sea activa debe formularse en un medio que no se altere ni se oxide. Por eso las ampollas de Vitamina C son tan buena idea, porque solo están en contacto con el aire cuando se abren para ser usadas. Además es importante que la textura se adapte a cada piel: algunas marcas, como Endocare, tienen varias opciones: para pieles secas, las C 20 combinan un 20% de Vitamina C pura y estabilizada (que es una muy alta concentración) con proteoglicanos, y luego están las Oil Free (con y sin proteoglicanos), para mixtas y grasas. Proteoglicanos: ¿la palabreja te suena, pero no sabes qué son? Se trata de proteínas y polisacáridos que están en la dermis y la epidermis, que hidratan y producen un efecto flash de tensión. Así que yo, que tengo la piel a veces normal y a veces seca, combino las ampollas para la cara Oil Free con proteoglicanos, con las C 20 también con proteoglicanos.

vitamina C Silvia Capafons

¿Cuándo utilizo las ampollas de vitamina C?

Ya lo he dicho: todo el año. Pero me pongo especialmente cabezota cuando necesito cuidados excepcionales: a la vuelta del verano, en momentos puntuales de estrés, o cuando quiero un tratamiento intensivo de choque.

¿Cómo utilizo las ampollas para la cara de vitamina C?

Vienen con un aplicador/dosificador para abrirlas sin hacerte daño, porque ojo, si no lo utilizas te puedes cortar. Una vez abiertas y después de la limpieza se extiende media ampolla en rostro, cuello y escote, con toquecitos y evitando el contorno de los ojos. Espero un minutito y después aplico o bien crema, si creo que la necesito, o bien el protector solar directamente. La otra mitad puede guardarse con el tapón que traen y utilizarse en las siguientes 24 h para no perder efectividad.

¿La vitamina C mancha la piel?

No, eso es un tópico. La Vitamina C, sea en ampollas, crema o suero no produce manchas, todo lo contrario, ayuda a unificar el tono, porque este antioxidante hace de regenerador celular y actúa sobre la melanina. Eso sí, por la mañana no hay que olvidarse de aplicar después el protector solar.

¿Os cuento mi secreto más top?

Tssss….Esos días en los que creo que mi piel pide a gritos una dosis extra, o los fines de semana que estoy más free, después de la media ampolla de Vitamina C me vengo arriba y aplico una mascarilla que contenga más de mi activo favorito junto a otros que la enriquezcan y dejan la piel más luminosa. Es mi momento “mimos”, y lo disfruto. Una de mis favoritas es Endocare-C Peel, que combina la C con otros antioxidantes, como la Vitamina E y el Resveratrol, Pro-retinol (el rey de la regeneración), y ácido hialurónico (mi favorito para hidratar). Es de tipo peel off, y crea una película que después se retira tirando de manera suave.

Y tú, ¿utilizas Vitamina C en el rostro? ¿Prefieres las ampollas, el suero o la crema?

Nace Endocare-C Peel Gel

Endocare lanza un nuevo concepto en el mercado cosmecéutico con la incorporación de una nueva propuesta, una forma de matriz gelificada de liberación inteligente de activos, que consigue una acción iluminadora, retexturizante y antioxidante, además de potenciar la actividad de otros productos y tratamientos que se quieran combinar junto a ella.

La matriz gelificada, al realizar un efecto semioclusivo, facilita y potencia la penetración de los ingredientes de forma inteligente y progresiva. La fórmula de Endocare-C Peel Gel está compuesta por los principales activos de referencia como los la Vitamina C y E, Pro-retinol, Resveratrol y Ácido Fítico para lograr la acción antioxidante, retexturizante e iluminadora.Pero, además, incorpora Ácido Hialurónico y extracto de aloe vera, para añadir hidratación y efecto alisante y extractos de lima, lavanda y camomila, para purificar y revitalizar el rostro y cuello.

Endocare-C Peel Gel está recomendada para el tratamiento intensivo puntual, como complemento potenciador de tratamientos tópicos y/o para el mantenimiento posterior a técnicas dermocosméticas iluminadoras.

Endocare-C Peel Gel puede usarse una o dos veces por semana y se aplica de forma fácil y cómoda.  Se extiende el producto sobre la cara y cuello para formar una capa fina y homogénea. Posteriormente, se deja secar para que el producto libere sus activos y posteriormente, después de 15-20 minutos se retira la película formada,desde la zona de la barbilla hacia arriba.

En el caso de usarlo en combinación con otro producto, aplicar Endocare-C Peel Gel después de que éste se haya absorbido.

Endocare-C amplia con Endocare-C Peel Gel su gama de productos y se une a Endocare-C20 Proteoglicanos Ampollas y Endocare-C Oil free Ampollas.

Fotos

Recortes