“Los deportes de agua y el sol”, por el Dr. Forteza

Dr. Javier Forteza - Dermatólogo del Hospital Quirónsalud Palmaplanas

Industrial Farmacéutica Cantabria, con su línea de fotoprotección dermatológica Heliocare, patrocina la 36 Copa del Rey Mapfre de Vela que se celebra estos días en Palma de Mallorca. Con motivo de esta cita hemos aprovechado para repasar los mensajes clave en fotoprotección para los regatistas en una breve entrevista al Dr. Forteza, dermatólogo del Hospital Quirónsalud Palmaplanas.

Equipo Nadir, participante en la Copa del Rey MAPFRE de vela
Equipo Nadir, participante en la Copa del Rey MAPFRE de vela

¿Cómo se debe fotoproteger el regatista?

“Siempre hay que protegerse del sol evitando las franjas horarias más perjudiciales que son de 12h-17h. La mejor fotoprotección es la física mediante el uso de ropa adecuada. Del mismo modo siempre hay que aplicar fotoprotectores específicos resistentes al agua, repitiendo la aplicación cada 2 o 3 horas. Se nos suele olvidar, pero es importante también la protección ocular mediante unas gafas solares adecuadas”.

¿Qué riesgo añadido tienen los deportes acuáticos?

“Cuando se realiza cualquier deporte acuático se debe tener en cuenta sobretodo el reflejo del agua, que supone una exposición añadida y también la menor sensación de calor al estar en contacto con la brisa del mar, el agua, viento, etc. Con estos dos factores diferenciales es especialmente importante tener unos buenos hábitos de fotoprotección”.

¿Por qué es importante la fotoprotección oral en este grupo de riesgo?

“Consideramos a los regatistas un grupo de alto riesgo ya que el deporte que practican supone muchas horas de exposición solar. En la actualidad contamos con fotoprotectores orales que debido a su composición protegen frente a los radicales libres, nutren la piel y renuevan el ADN de las células dañadas. Por lo que les recomendamos que tomen fotoprotectores orales durante toda la temporada estival empezando 15 días antes del inicio de la exposición solar”.

La fotoprotección oral está recomendada para todos pero especialmente para grupos de riesgo como lo son los regatistas. Para más información sobre cómo tener unos buenos hábitos al sol no te pierdas la web: www.noseasnimal.es y para saber más sobre fotoprotección te recomendamos www.heliocare.es

“Fotoprotección y deporte”, por Silvia Capafons

Silvia Capafons valora la fotoprotección para hacer deporte

Hay quien encuentra en el calor la excusa perfecta para no hacer deporte al aire libre. Yo, en cambio, me vengo arriba de junio a septiembre y salgo a trotar feliz. Claro está, aplico mi sentido común y lo uno a lo que he aprendido como periodista tras muchos años trabajando con dermatólogos: grabado a fuego tengo que hay que tomar precauciones para evitar los riesgos a la hora de hacer ejercicio en verano: sobre todo el golpe de calor y la exposición al sol, que pueden ser bien peligrosos esos días en los que el termómetro revienta y esas horas en las que lo único que te apetece es echarte una siesta, ponerte a cubierto o darte un chapuzón. Sí, el ejercicio en verano puede ser maravilloso…o un verdadero atentado contra la salud. Recuerdo que asistí al primer congreso de la Academia de Dermatología Española un mes de junio al comienzo de mi trayectoria en el sector de la belleza, hace más de diez años, cuando aún no tenía tan interiorizado como ahora la importancia de la protección solar, y al terminar la jornada me puse las zapatillas para salir a correr y desconectar un poco. Eran las seis de la tarde y los termómetros aún marcaban los 40º, pero iba a ser el único momento solo para mi. Me encontré a la salida del hotel con un dermatólogo conocido que incrédulo, me convenció para darme la vuelta. Y me contó varias cosas que para mi se convirtieron en un mantra: ayudó el que yo ya empezaba a manejar mucha información, que me pude ver reflejada en él mismo porque era deportista y joven como yo, pero sobre todo lo hizo el que siempre he valorado mi salud. Y esto fue lo que me contó:

Consejos del dermatólogo

  • Sal a hacer deporte en verano cuando tu sombra sea más larga que tu persona, porque estarás evitando las horas centrales y el momento en el que el sol pega más fuerte.
  • Intenta buscar áreas en las que no exista una exposición directa, o al menos, zonas con árboles.
  • Sí a la protección física: lleva gorra y gafas de sol.
  • Bebe mucho agua, antes, durante (si vas a hacer ejercicio de larga duración, como bicicleta), y después. Así evitarás el golpe de calor.
  • Protege tu piel de la radiación ultravioleta y el cáncer de piel con un buen fotoprotector ( que además de filtros solares lleve algún ingrediente antioxidante y reparador) Este es un consejo tan fácil de seguir, que a veces me pregunto cómo hay tanta gente que lo pasa por alto, cubrirse tanto con un alto SPF como con una crema que cubra frente a todas las radiaciones . Además, para mi, combinarlo con fotoprotección oral: la nutricosmética es el complemento perfecto para un bronceado saludable y seguro, previene las quemaduras hasta tres veces más y proporciona un color más duradero y uniforme. Es decir, todo ventajas para cualquiera, pero especialmente para las personas de piel clara o sensible y para quienes hacen deporte al aire libre.

Encuentra tu fotoprotector

Eso de que la piel queda “blanca”, pringosa y resulta incómodo, es un tópico hoy en día: los fotoprotectores han avanzado tanto que si elegimos bien, no solo son de amplio espectro y salvaguardan contra todas las radiaciones posibles o incluso incorporan factores anti-envejecimiento, sino que se adaptan a nuestra piel, como ocurre con las bases de maquillaje. En cuestión de texturas, como explica la dermatóloga Yolanda Gilaberte, dermatóloga del Hospital San Jorge de Huesca, hay una amplia gama de cremas fotoprotectoras en diferentes formatos que pueden customizar la protección: cremas para piel seca, grasa o normal; sprays de absorción inmediata; geles que evitan el tono blanquecino, brumas, etc. De hecho, muchos están pensados para luchar contra el sudor y resistir al agua. Además, el sudor puede generar un fenómeno de reflexión de la luz y aumentar la radiación solar acumulada. Y cuando paramos de correr y nos secamos, a los 15 minutos la facilidad de quemarse es de un 50%.

Fotoprotector cosmético, oral, gorra y gafas

Así que la norma está bien clara:

  • Escoger el fotoprotector que mejor se adapte y que cubra de todas las radiaciones
  • Aplicarlo 20 minutos antes de salir, el tiempo que tarda en hacer efecto.
  • Ponerse gorra: Vale, no es lo que mejor sienta, pero menos favorecen las arrugas, las manchas o algo peor, un cáncer; y también gafas.
  • Completar con fotoprotección oral de confianza.
  • Mis “must”: Me quedo con la versión gel o spray y el SPF 90, el más alto, porque mi piel es tirando a clarita, e intento que tenga, al igual que las cápsulas, la tecnología Fernblock a base del helecho Polypodium leucotomos, porque ha demostrado su eficacia y porque aumenta hasta 3 veces la resistencia de tu piel a las quemaduras, previene las alergias, el envejecimiento e incluso el cáncer de piel.

 

“El uso de fotoprotectores durante los 20 primeros años de vida reduce en un 85% el riesgo de padecer cáncer de piel”

Cápsulas Heliocare para la fotoprotección oral

14 de julio de 2017- La Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética (Stanpa) organizó ayer, junto con la agencia EFE, el encuentro informativo Efe Forum “Protección solar, un asunto de salud pública” en el que se abordaron cuestiones como la protección solar en España, el aumento de las enfermedades cutáneas debido a una mala fotoprotección y la importancia de que este tema sea considerado de máxima importancia por parte de los órganos públicos.

Los participantes de dicho encuentro fueron Raúl de Lucas, Jefe de sección de Dermatología Pediátrica del Hospital Universitario de la Paz de Madrid, Mayte Truchuelo, especialista en dermatología en Vithas Nuestra Señora de América y Grupo de Dermatología Pedro Jaén, Ana Etchenique, Vicepresidenta de la Confederación de Usuarios y consumidores y Val Díez, Directora General de Stampa.

Según los hábitos de consumo en España, se puede observar que solo se llevan a cabo unos buenos hábitos de fotoprotección en los meses de verano. En esta línea, la dermatóloga Mayte Truchuelo añadió que “solo un 14% de los españoles tienen buenos hábitos de protección al sol”.

Además, recordaba también la importancia de educar a los jóvenes en este sentido y explicaba que “el uso de fotoprotectores en los primeros 20 años reduce en un 85% el riesgo de padecer cáncer de piel” e incluía la fotoprotección oral como medida fundamental para una correcta protección solar.

Según explicaban los expertos, los rayos ultravioleta inciden en nuestra piel a lo largo de todo el año. En este sentido aseguran que es “sorprendente” el resultado del estudio “Panel de Hogares 2016” elaborado por Kantar World Panel, que muestra que solo 4 de cada 10 hogares españoles compraron un protector solar en 2016 y 1 de cada 10, productos para después de la exposición solar.

Otros datos alarmantes que han querido recalcar ha sido el aumento en un 38% del cáncer de piel en España en los últimos cuatro años y que cada año se diagnostican 4000 nuevos casos de melanoma.

En cuanto a las medidas que plantean los expertos para combatir estas cifras, Raúl de Lucas, Jefe de sección de Dermatología Pediátrica del Hospital Universitario de la Paz de Madrid, resaltaba que este tipo de cáncer puede afectar tanto a niños como a adultos y aseguraba que “la educación sobre la protección solar es clave para la concienciación de la sociedad y debe impartirse desde que somos pequeños”.

Por su parte Ana Etchenique, Vicepresidenta de la Confederación de Usuarios y consumidores, se alejaba del aspecto dermatológico y aseguraba que la protección solar “debería ser incluida en las agendas políticas”.

Antena 3 se ha hecho eco de este encuentro y ha entrevistado a Mayte Truchuelo, quien hace hincapié en el uso del fotoprotector oral.

Entrevista a Mayte Truchuelo en Antena 3

http://www.antena3.com/noticias/sociedad/expertos-advierten-altos-niveles-radiacion-ola-calor_20170713596775500cf20d3cbe81b7a1.html

 

 

 

Los básicos para este verano de María Rivera

Los básicos para este verano de María Rivera

 

Los básicos para este verano de María Rivera
Imagen ofrecida por IFC

Esta semana nos visita a IFC Expert María Rivera, farmacéutica titular en Farmacia Rivera C.B. especialista en dermocosmética, nos viene a explicar cuales son sus productos básicos para este verano.

Hoy vengo a contaros cuáles son los productos sin los cuales no puedo vivir en verano (bueno en realidad se puede vivir sin ellos pero no sería lo mismo, verdad?)

Lo que yo busco en esta época de tanto calor son productos que se apliquen de forma sencilla, sean multiusos, y sobre todo, que se absorban rápido para acabar pronto. Pero está claro que, por supuesto ,tienen que ser efectivos porque si no, ¿para qué utilizarlos?

Los que yo os voy a enseñar en este post cumplen todos y cada uno de los requerimientos anteriores y como tengo experiencia con ellos, pues son los que siempre uso y nunca me fallan.

1-LIMPIEZA

Neostrata Skinactive espuma limpiadora.

Para este paso, fundamental en cualquier rutina de belleza, he escogido un producto que realiza varias funciones con lo cual es un tres en uno.

-Va a exfoliar suavemente la piel de forma química con una molécula que no nos irrita la piel en verano gracias al ácido Maltobiónico y a la  Gluconolactona. Además posee una acción calmante debido al aloe, camomila, rosa, y pepino.

Esta acción exfoliante nos va a proporcionar un plus de luminosidad que es fundamental en el aspecto de una piel sana y también nos va a ayudar a eliminar de forma profunda todas las impurezas provocadas por los filtros solares y evitar que se obstruyan los poros.

Al ser limpiadora, desmaquillante, hidratante y antioxidante , tenemos un 4 en 1 fantástico.

2-HIDRATACIÓN

Para cubrir las necesidades de hidratación acudo a mi adorado CELLAGE  gel crema cuya textura se absorbe en cuestión de segundos dejando mi piel mixta matificada, hidratada y confortable.

Tiene el plus de su acción  anti envejecimiento que es importante no descuidar en ninguna época del año y este producto lucha contra las arrugas y la pérdida de firmeza. También es ideal para aquellas pieles que empiezan a notar los efectos del tiempo en su piel y quieren comenzar a cuidarse de manera eficaz.

No debemos olvidar la piel del contorno de los ojos, que es tan delicada y que sufre tanto debido a los factores externos( en este caso el sol ,que influye de forma muy intensa en esta zona al no estar tan protegida)

¿No os  pasa que ante la intensidad de la luz solar guiñamos mucho más los ojos? Esto acaba dando lugar a la formación de múltiples arrugas de expresión? Y por supuesto quisiéramos evitarlas….

También en verano trasnochamos más y si estamos trabajando y nos levantamos temprano, esto se traduce en la aparición de bolsas y ojeras con lo cual nos vendrá muy bien un contorno de ojos global que combata bolsas, ojeras y arrugas, como mi preferido: ENDOCARE CELLAGE CONTORNO DE OJOS, super nutritivo para combatir la sequedad que el sol y el agua del mar produce en esta zona y con una composición muy innovadora en activos eficaces.

¿Se nota que me gusta la línea verdad ?

¡ La adoro!

3-CORRECCIÓN Y PROTECCIÓN DE MANCHAS SOLARES

Como a nadie le gusta que aparezcan las odiosas manchas que tanto afean la piel, yo siempre utilizo por la noche un sérum que reduce la pigmentación de mis manchas y evita la aparición de otras nuevas.

Para el para ello utilizo Neoretin Discrom control.

Es un tesoro  encerrado en un tubo  y yo utilizo el sérum que es el producto más concentrado de la línea.

Tiene una acción anti manchas pero también una acción antiedad gracias a su tecnología que combina dos retinoides de alta tolerancia aptos para su uso en verano siempre antes de la fotoprotección.

Su principal acción y por la que lo uso siempre en verano es porque impide la formación de melanina lo cual se traduce en una reducción de manchas existentes y un tono de piel más uniforme y luminoso.

¡Se me olvidaba! También suaviza las marcas y expresiones de acné. ¿Puede ser más completo ? Yo creo que no 😉

4-FOTOPROTECCIÓN

Bueno, bueno, bueno…..

Este punto no debería ser necesario ni siquiera explicarlo, ya que es como la comida (necesaria para vivir si no queremos morir)

Pues si queremos tener una salud cutánea adecuada, evitar enfermedades importantísimas como el cáncer de piel, las manchas antiestéticas, el envejecimiento solar, y las miles y miles de efectos negativos del sol sobre nuestra piel no podemos olvidarlo JAMÁS (y nunca me cansaré de repetirlo)

En mi caso opto, desde que salió al mercado, por el Heliocare 360 oil  free tacto seco porque se absorbe en un tiempo récord, no me produce ni un solo brillo (la gran pesadilla de las pieles grasas- mixtas) y mantiene a raya los indeseables brotes de acné que me visitan cuando utilizo fotoprotectores que no son oil free y no comedogénicos como este.

Además, su tecnología frente a la acción de los rayos solares es la más avanzada del mercado con diferencia y la que más confianza me aporta.

5-SOBREPROTECCIÓN

Sí, habéis leído bien.

Sobreprotejo mi piel frente al  sol de forma oral con las cápsulas Heliocare 360.

No sé si os acordaréis del Fernblock del que os hablé en un post anterior. Es un compuesto descubierto por IFC Cantabria que los incluye en sus productos para proteger de los efectos indeseados del sol en nuestro organismo gracias a sus acciones antioxidante y protectora del ADN. Su eficacia es tal que actúa frente a 4 tipos de radiaciones UVA, UVB, Visible e  infrarrojo.

Además está reforzado con varios compuestos como son

-N-acetilcisteína que evita la acción de los radicales libres.

-Prebiótios que disminuyen la formación de arrugas y evitan la deshidratación.

-Niacinamida, Vit C y E que contribuyen a la formación del colágeno y neutralizan los radicales libres.

Como podéis ver son activos innovadores de nueva generación.

Por supuesto NO SUSTITUYE  a la  fotoprotección tópica pero es de especial importancia su ingesta en meses de alto impacto solar acompañando a nuestra crema fotoprotectora.

Y por supuesto, si tienes un fototipo del tipo 1 o 2 es del todo imprescindible.

Pues ya veis que cuidarse en verano, cuando todo exceso de producto nos provoca rechazo, no es difícil.

Solo es necesario dar con los productos adecuados y yo ya los he encontrado y no los cambio por nada.

Un beso gigante y os deseo un feliz verano a todos.

P.D: Voy a hacer un poco de trampa y recomendaros un producto maravilloso para tener un plus de buena cara en días especiales de eventos o simplemente para estar espectaculares cuándo nos apetezca.

Aunque también es verdad que yo los uso una vez por semana y no puedo estar más contenta con sus efectos.

Se trata de las mascarilla ENDOCARE C PEEL.

Es una mascarilla que nos aporta una luminosidad inmediata a la vez que potencia los efectos antiedad de otros tratamientos.

-Elimina impurezas y puntos negros.

-Es adecuada para todo tipo de pieles.

¿ Y que lleva en su composición?

Pues un cóctel de principios activos como son el Resveratrol, Proretinol, vitamina C, vitamina E, ácido fítico, ácido hialurónico, aloe, lavanda y camomila.

Y ahora sí que me despido de una vez y os deseo un gran verano a todos!

¿Alergia al sol? por la Dra. Paloma Borregón

¿Alergia al sol? por la Dra. Paloma Borregón
¿Alergia al sol? por la Dra. Paloma Borregón
Imagen ofrecida por IFC Spain

Esta semana nos vista a IFC Expert la Dra. Borregón, Doctora en Medicina, especialista en Dermatología, que disfruta combinando labores clínicas e investigadoras en su consulta con labores de comunicación para acercar la salud y en concreto el cuidado de la piel a todo el mundo.

Os animamos a visitar su blog Cuida tu Piel en Medicina TV, una canal de salud y bienestar, donde podréis encontrar contenidos explicados siempre por profesionales médicos y de otras disciplinas.

La Dra. Borregón, nos va hablar ahora que estamos en verano y el sol es protagonista, de reacciones que puede tener nuestra piel ante la exposición a la luz solar.

El término alergia al sol es bastante amplio, podría decirse que engloba un grupo de afecciones de la piel que los dermatólogos llamamos FOTODERMATOSIS. Son alteraciones cutáneas desencadenadas por la radiación ultravioleta, UVB, UVA, luz visible y radiación infrarroja, que se manifiestan durante los meses de primavera y verano y producen desagradables síntomas como picor, habones, zonas enrojecidas incluso con vesículas.

Aunque el grupo de fotodermatosis es amplio, voy a detallar las más frecuentes:

ERUPCIÓN POLIMORFA SOLAR O ERITEMA POLIMORFO SOLAR. Es la más frecuente. En los meses de primavera comienzan a aparecer lesiones elevadas, rojas, persistentes sobre todo en brazos, escote y cuello (en la cara también aunque con menos frecuencia, ya que , aunque también es una zona fotoexpuesta, el sol le da todo el año). Puede darse en cualquier persona, aunque es más habitual en mujeres de entre 20 y 30 años, sobre todo de piel clara. El tratamiento consiste en estar prevenido y cuando lleguen estos meses insistir en la protección solar muy alta (50+) y aplicarla con frecuencia, evitar la exposición solar y tomar fotoprotección oral durante todos estos meses.

URTICARIA SOLAR. Aquí las lesiones pueden aparecer por todo el cuerpo y son habones evanescentes, es decir, lesiones rojas elevadas que pican y desaparecen en horas. Puede presentarse a cualquier edad. Mejora con antihistamínicos orales, además de las recomendaciones generales de todas las fotodermatosis.

DERMATITIS ACTÍNICA CRÓNICA. Es más común en pacientes de edad avanzada como consecuencia de la exposición solar crónica. Aparecen lesiones rojizas y descamativas en zonas expuestas habitualmente al sol.

PRÚRIGO ACTÍNICO. Reacción cutánea que se inicia en la primera década de la vida. Produce intenso picor y lesiones cutáneas rojizas, excoriadas (que el paciente se rasca debido al intenso picor ). Suele salir en zonas fotoexpuestas, pero es extensible al resto del cuerpo.

HIDROA VACCINIFORME. Más habitual en niños de piel clara, en los que al exponerse al sol aparecen lesiones rojizas con vesículas que tienen tendencia a dejar cicatrices como las de la varicela.

REACCIONES FOTOTÓXICAS. Para que se produzcan debe sumarse el efecto de un fármaco, tomado por vía oral o aplicado, con la exposición solar. Es similar a l quemadura solar. El fármaco nos hace más sensibles al sol y nos quemamos allá donde nos da, pudiendo aparecer lesiones rojizas eccematosas, incluso con ampollas. En ocasiones requiere tratamiento con corticoides, además de los consejos comunes a todas las fotodermatosis. Muchos fármacos son fotosensibilizantes, sobre todo algunos antibióticos, AINES, antidepresivos, ansiolíticos y diuréticos.

ENFERMEDADES FOTOSENSIBLES. Son aquellas que se agravan y brotan con la exposición solar. Ejemplos de ello son el lupus, las porfirias cutáneas y la dermatomiositis. Otro ejemplo más cercano y frecuente es el herpes simple, que seguro que si lo tenéis alguna vez habréis tenido brotes tras pasar algún día al sol.

Como veis, el abanico de enfermedades de la piel que pueden aparecer como consecuencia de la exposición solar es amplio y las recomendaciones para los pacientes son comunes: evitar la exposición solar, sobre todo en las horas centrales del día, utilizar a conciencia protectores solares de protección MUY ALTA, 50+ y complementar con protección solar oral 1 cápsula al día en el desayuno desde la primavera y durante todos los meses soleados.

Cómo fotoprotegerse mejor: con “pastillas”, por Silvia Capafons

Cómo fotoprotegerse mejor: con "pastillas", por Silvia Capafons
Cómo fotoprotegerse mejor: con "pastillas"
Imagen ofrecida por IFC Spain

Hoy en IFC Expert, Silvia Capafons periodista de belleza y salud nos habla de un imprescindible para ella… la fotoprotección oral.

Me gusta el sol. Pero me gusta tomarlo con sentido común: a partir de las seis de la tarde, cuando pierde fuerza y acaricia en vez de agredir; esos primeros rayos de la mañana, cuando salgo a correr; o justo al terminar de darme un chapuzón, porque ayuda a templar el cuerpo de una friolera patológica como yo. Pero el verano, seamos realistas, llega cargadito de otros muchos momentos cargaditos de sol en su máximo apogeo y con la radiación UV trabajando a pleno rendimiento. Así que la fotoprotección es más que obligada. Y no hablo solo de ponerse crema, porque para empezar, esto solo lo hace bien un 20% de la población. O no lo aplicamos 20 minutos antes de exponernos, como recomienda la Academia Española de Dermatología, o no llegamos a todos los rincones, o no reaplicamos cada dos horas (o después de cada baño) como  hay que hacer. Por eso la fotoprotección oral es tan importante. A muchos, puede que ni os suene; es más, según el Informe Hábitos de Fotoprotección de Heliocare de este año el 50% no sabe qué es, y de esta cifra, muchos son jóvenes. Seguro que habéis oído hablar de “pastillas bronceadoras” o de “cápsulas para ponerse moreno”, o incluso más de uno entonará el mea culpa y habrá dicho alguna vez “voy a tomarte estas capsulitas para ponerme moreno lo más rápido posible”; es decir, un absurdo. Porque  el potencial de los comprimidos capaces de protegernos del sol va mucho más allá de darnos color, y además, son el complemento perfecto a la crema o spray con SPF, pero nunca el sustituto. Vaya por delante que a mi la idea de ganar en salud o tener la piel mejor tomando simplemente unas pastillas en las comidas (a menudo una sola en el desayuno, como es el caso), me parece una idea fascinante, lo reconozco. No cuesta ningún esfuerzo y si eres constante da grandes resultados, doy fe: las he tomado para broncearme mejor, para rejuvenecer la piel, fortalecer pelo y uñas, o conseguir un plus de energía vital. En general, el concepto de nutricosmética me encanta, siempre que sepamos qué estamos tomando.

¿Para qué sirven las cápsulas fotoprotectoras?

Pero ojo, porque no es oro todo lo que reluce. Como ocurre con la cosmética convencional, o con la alimentación misma, no todos los productos son igual de eficaces. Y si hablamos de fotoprotección oral, el fin no tiene que ser broncearnos antes, no. Lo que consiguen estas cápsulas es, ante todo, reducir el daño solar, que como sabéis, puede ser mucho, conseguir que no nos quememos , con ellas conseguimos aumentar la resistencia a las quemadudas hasta tres veces y luego sí, que el moreno sea más uniforme y dure más.

¿Cómo sé si son buenas?

Hay que fijarse en si la fórmula cuenta con aval científico. Por ejemplo, a mi me merecen mucha confianza las cápsulas orales Heliocare, de los laboratorios IFC (Industrial Farmacéutica Cantabria). Contienen ingredientes que protegen desde el interior contra los efectos nocivos del sol, como el betacaroteno, la cisteína o las vitaminas C y E, previenen el fotoenvejecimiento y potencian el bronceado. Pero lo que realmente tienen de especial es la tecnología Fernblock®.

¿Qué por qué es diferente?

Acaba de publicarse un nuevo estudio sobre su eficacia liderado por el Dr. Henry Lim, presidente de la Academia Americana de Dermatología,  se ha llevado a cabo en el Hospital Henry Ford de Detroit y ha sido publicado recientemente en la prestigiosa revista científica “Journal of the American Academy of Dermatology” (JAAD). La conclusión es que Fernblock® previene los efectos negativos de la radiación UV reduciendo la quemaduras, la inflamación y el daño en el ADN de las células. Y gracias a todo esto, la piel resiste mejor cuando se expone al sol, así que el equipo del Dr. Lim concluye que tomar Fernblock® es el complemento ideal a la fotoprotección tradicional:

De hecho Fernblock® es la base de sus cuatro líneas de fotoprotección oral: Heliocare Cápsulas para todo tipo de pieles, previenen el envejecimiento y potencian el bronceado; Heliocare 360º para las exposiciones prolongadas de este verano con actividad fotoinmunoprotectora, antioxidante y reparadora; Heliocare Ultra-D, las cuales incluyen vitamina D, para las pieles que necesitan protección extra por intolerancia al sol o fototipos claros o pieles reactivas; y Heliocare Bronze, para proteger y duplicar el bronceado.

Yo ya llevo varias semanas tomando Heliocare 360º, y como la salud de mi piel para mi es sagrada y además soy periodista del sector (la teoría la tengo bien aprendida), en la playa y  la piscina no he bajado de un SPF 50 con mi protector solar (mi piel es más bien clara). Pues bien, no solo no me he quemado ni un poquito: mi bronceado está uniforme en todo el cuerpo (salvando las marquitas del bikini, claro está) y se que no me la estoy jugando.