Las ampollas Endocare-C Proteoglicanos Oil-Free de Cantabria Labs reciben el premio “T de Telva” al cosmético más innovador

Premios Telva

 

  • Las quince expertas en belleza del jurado han visto en el producto de Cantabria Labs “una combinación idónea de factores de crecimiento, Vitamina C y proteoglicanos en una fórmula muy completa Oil-Free”.

 

  • Su tecnología SCA®, basada en la secreción del caracol Cryptomphalus aspersa, es el secreto del éxito de estas ampollas ricas en factores de crecimiento, científicamente avaladas y recomendadas por la comunidad de dermatólogos.

 

Las expertas en belleza del jurado de los Premios Telva Belleza 2018, que en esta edición cumplen tres décadas como los galardones más prestigiosos del sector, han elegido las ampollas Endocare-C Proteoglicanos Oil-Free de Cantabria Labs como el producto más innovador del año.

En su veredicto las expertas en belleza se mostraron sorprendidas “por su combinación de factores de crecimiento, Vitamina C y proteoglicanos, una fórmula muy completa y libre de aceites”. Las ampollas Endocare-C Proteoglicanos Oil-Free de Cantabria Labs, calificadas por la revista Telva como “revolucionarias”, cuentan con la tecnología, SCA®, basada en la secreción del caracol Cryptomphalus aspersa, como el secreto del éxito. Estas ampollas son ricas en factores de crecimiento y están científicamente avaladas y recomendadas por la comunidad de dermatólogos.

El Consejero Delegado de Cantabria Labs, Juan Matji, recogió el galardón durante el evento celebrado en Madrid, en el que se dieron cita los profesionales más reconocidos del sector. Durante su intervención, Matji manifestó que “en los más de 25 años de actividad de Cantabria Labs hemos trabajado por y para llevar la ciencia a la piel”, y dedicó el premio de forma especial “a todas y cada una de las 730 personas que forman parte de la compañía en los distintos países del mundo”.

De este modo, las ampollas Endocare-C Proteoglicanos Oil-Free reciben el reconocimiento de las expertas en belleza de una publicación tan prestigiosa como Telva, decidida a recomendar a sus lectoras los mejores, más brillantes y destacados productos del momento.

Desde hace 30 años la revista Telva celebra anualmente estos premios, considerados como los “Óscar” de la Belleza, que gozan de un gran reconomiciento en el sector. El rigor es una de las condiciones imprescindibles para el jurado de periodistas expertas que escogen los 12 productos ganadores entre los cientos de lanzamientos que se han realizado en el último año.

 

Cantabria Labs, la evolución natural de IFC

Cantabria Labs es, desde hoy, la nueva marca que representa a Industrial Farmacéutica Cantabria. Simboliza la internacionalización de la compañía farmacéutica y su proceso de evolución y crecimiento, con las personas, el optimismo, la salud y la ciencia como sus renovados ejes diferenciales, que se manifiestan en su espíritu emprendedor, innovador y cercano.

El nuevo nombre, que servirá para aunar las denominaciones de las filiales de la matriz en España, de sus filiales en China, Italia, Marruecos, México, Alemania y Portugal, y de la sociedad Nutrición Médica, incorpora también un nuevo brandline “Celebrate life” para representar su personalidad juvenil, inquieta e inconformista y, por supuesto, su fin último que es contribuir a la salud de las personas.

“Cantabria Labs representa a más de 700 personas que, en todo el mundo, abrazan la ciencia con espíritu alegre y optimista, con ideas que ayudan a la gente a alcanzar la mejor versión de sí mismas, con el objetivo de mejorar la calidad de vida y celebrar cada segundo del día”, comentó el Consejero Delegado Juan Matji a propósito del nuevo logo y slogan.

Cantabria Labs es el fruto de un trabajo iniciado hace más de dos años y medio a raíz de la selección de la compañía farmacéutica por parte de Cre100do1 para participar en su iniciativa de proporcionar a empresas que facturan entre 50 y 250 millones de euros las herramientas y hoja de ruta para su evolución y crecimiento hacia la globalización.

Desde 1989, fecha en que se fraguaron los cimientos de Cantabria Labs, la dermatología ha sido la especialidad que ha marcado la dirección de sus productos comecéuticos, nutricéuticos y fármacos, así como de sus pioneras tecnologías patentadas.

“Hoy nuevas especialidades están transformando el vademécum de Cantabria Labs con el foco puesto en la pediatría, otorrinolaringología, traumatología y la nutrición médica. Esta nueva denominación ayuda a dar cabida a estas nuevas especialidades para convertirnos en referencia no sólo en dermatología sino también en Healthcare en los más de 80 países en los que tenemos presencia”.

“Nuestros valores son siempre los mismos. Emprendimiento, innovación y cercanía se alimentan de optimismo, personas, salud y ciencia con la intención de representar aún mejor quiénes somos. Estamos seguros de que el nombre, que rinde homenaje a nuestras raíces y al centro de producción sostenible e I+D en construcción en Villaescusa, Cantabria, nos servirá de trampolín para seguir trabajando cerca para llegar lejos, con el espíritu de celebrar la vida”, concluyó Juan Matji. 

Cantabria Labs, celebrate life

Con innovadores productos y espíritu emprendedor, Cantabria Labs se dedica a mejorar la calidad de vida de las personas. Su presencia en más de 80 países y sus filiales en Italia, México, Alemania, China, Portugal y Marruecos han hecho de Cantabria Labs una compañía española de renombre y referencia internacional.

Los centros de producción de Cantabria Labs consiguen los más altos estándares de calidad para la fabricación y distribución anual de más de 30 millones de unidades de producto. Hoy cuenta con el reconocimiento del sector Healthcare tanto por sus innovaciones y aval científico como por la cercanía y la capacidad de emprendimiento de sus más de 730 empleados.

Cantabria Labs lleva dentro de su ADN genes emprendedores, inconformistas y alegres, con el objetivo de ofrecer a la sociedad productos para una buena calidad de vida: “celebrate life”.

¡S.O.S! MI PIEL NECESITA REGENERACIÓN YA!

Nuevo post de Silvia Capafons

Hay un momento del año en el que una querría ponerse un filtro perpetuo. Me refiero a la piel de la cara y a esta época a caballo entre los efectos perniciosos de la radiación solar veraniega que coletean a modo de manchas en la cara y deshidratación (y lo que queda, que por algo la piel tiene memoria), los primeros fríos que la apagan, la contaminación que oxida y los días cada vez más cortos, que se traducen en una falta de luminosidad preocupante.

A este desalentador panorama le añadimos que vamos cumpliendo años, así que la piel cada vez se recupera peor y su regeneración celular es más lenta. Total, que le hace falta algo bien potente. Una fórmula cosmética que piense de forma eficaz en el trío de ases: fotoprotección, antioxidación y reestructuración. Y reconozcámoslo: ¿Quién de vosotros aplica rigurosamente y a diario una rutina que incluya productos antioxidantes, reestructurantes y protectores del sol? Cuesta.

Las reglas de oro: comer y dormir

¿Está todo perdido? Por supuesto que no. Mientras le doy vueltas a cómo voy a pasar la prueba del algodón cosméticamente hablando, me pongo en modo optimista y pienso en que el estilo de vida también cuenta, y mucho, a la hora de regenerar el cutis. Todavía hay esperanza. Entonces hago un repaso de los últimos meses y cómo me he portado. Empezamos por la alimentación: Qué suerte tengo y qué gran labor hicieron mis padres conmigo, porque me gusta comer bien y de todo: fruta, verdura, proteínas, más grasas buenas que malas, chocolate un pelín de más, pero al menos negro… Casi estoy a punto de ponerme un happy en este punto, hasta que recuerdo que últimamente acumulo una racha de entregas de reportajes un poco loca, y que eso me ha hecho comer cualquier cosa delante del ordenador muchos días sin apenas darme cuenta. Y por cualquier cosa entiéndase sándwich-rápido-de-lo-que-sea. También caigo en que este plus laboral me ha llevado a estar como una moto, estresada y dormir más bien poco; no me queda otra: cambio el happy por el sad y me amonesto, aunque agua pasada no mueva molino. Intentaré enmendarme a partir de hoy.

Rutina cosmética: adiós oxidación, hola regeneración

Vamos con el “momento cremas”: Menos mal que me encantan, y como periodista de belleza, novedad que sale al mercado, novedad que cae en mis manos y pruebo. Menos bien que por culpa de probar tantas cosas, a veces la piel se vuelve histérica y no sabe qué tiene, qué le falta y cómo comportarse. Bueno, sí lo sabe, y es haciéndolo mal: es mirarme al espejo y ver esa falta de brillo que os decía, que las manchas que me traje de recuerdo de la playa siguen idénticas, la cara está deshidratada y rugosa y la luz brilla por su ausencia. En dos palabras, necesita regenerarse. Por eso cuando me presentaron Endocare Cellage Day SPF 30 Prodermis y me informé sobre la fórmula decidí hacer el test cada mañana y sin mezclar: resulta que por un lado activa las células madre de la propia piel y por otro incluye activos que luchan contra la oxidación y la falta de regeneración. Os cuento qué he descubierto:

  • Protección UVA27-UVB30: Una de las principales ventajas de esta crema antiedad es que equilibra la fotoprotección frente a los dos tipos de radiaciones Ultravioleta: UVB/SPF, que genera un daño más a corto plazo y con mayor energía y, UVA, radiación producida durante todo el año y con más profundidad que la anterior.

Esta característica es la que le hace única entre todas las antiedad con SFP existentes actualmente en el mercado.

  • Activa las células madre: Últimamente se habla mucho de ellas, ¿verdad? Quizá sepas que estas se activan para diferenciarse en nuevas células de estirpe cutánea. Pero con los años, esta diferenciación cada vez es más lenta y necesita un empujón extra. ¿Y sabes dónde hay un buen filón? En IFC-®-CAF. Es una tecnología revolucionaria basada en las huevas de una especie de caracol denominada Cryptomphalus Aspersa . ¡Ojo! No en su baba, sino en los mismos huevos, que son muy ricos en Factores de Crecimiento, los que activan las células madre y producen regeneración dérmica.
  • Hace de “relleno dérmico”: Contiene un complejo patentado llamado Wharton Gel Complex® que favorece la estimulación de colágeno y elastina, y logra que la piel esté más lisa, con menos arrugas. Es decir, se muestra lo que yo llamo “jugosa”, una palabra cada vez más difícil de incluir en el diccionario cutáneo según pasan los años.
  • Unifica el tono: Si la piel se regenera es porque “se pone en marcha”, y eso significa que mejora el tono, y se reduce la acumulación de queratinocitos en el estrato córneo, así que queda como de estreno. Otra gran ventaja es que cuando la actividad celular funciona, los principios activos que se apliquen después penetran mejor. Porque esto es algo en lo que no caemos: si una piel no está “receptiva”, no merece la pena esforzarse en darle fórmulas competentes, porque no las va a aprovechar. El rostro tiene que estar limpio, renovado gracias a una exfoliación controlada, y receptivo a partir de una buena regeneración.

Propósito de enmienda superado: Así está mi piel ahora

Vaya por delante que soy muy exigente con cada producto que cae en mis manos. Pero resulta que estoy muy contenta después de un tiempo probando Endocare Cellage Day SPF 30 Prodermis. Como quería hacer las cosas bien, lo he intentado acompañar de un estilo de vida más ordenado en todos los aspectos, y ha funcionado. Mi piel está más sana, más fresca, lisa y con mejor tono. Una vez más, eficacia+constancia dan resultados.

IFC apuesta por la difusión de valores 3.0

El pasado 26 de abril en Madrid se presentó, en el espacio CÓMO en Madrid, la aplicación de la Fundación Lo que de Verdad Importa impulsada por IFC y desarrollada por la compañía del emprendedor, Pau García Milá, Ideafoster, con el objetivo de proporcionar una nueva dimensión en la difusión de los valores humanos universales.

La aplicación rompe con la forma tradicional de entender la comunicación de valores al brindar una plataforma para interactuar, diseñada bajo parámetros de rendimiento eficiente, entre los ponentes de la Fundación Lo Que De Verdad Importa y los fans “loquers”, antes, durante y después de sus congresos.

Descubre, Siente y Actúa son las principales secciones de la APP en la que IFC se ha querido involucrar al ser un ejemplo de innovación y emprendimiento, además de cercanía, principales valores de la compañía farmacéutica española.

“Somos patrocinadores principales de los congresos de la Fundación Lo Que De Verdad Importa porque nos sentimos unos verdaderos “loquers”. Creemos firmemente en qué hacen y cómo lo hacen y como seguidores incondicionales queríamos participar en esta iniciativa de acercamiento a los valores humanos”, comentó la responsable de comunicación, Isabel de Villota.

Entre otras funcionalidades, las inscripciones a los congresos se podrán hacer en un sólo clic, se podrán valorar las ponencias de los protagonistas, así cómo enviar preguntas en directo para responder durante los congresos, además de ver las grabaciones de la intervenciones después de cada cita.

Este lanzamiento se encuentra dentro del marco del décimo aniversario de la Fundación Lo Que De Verdad Importa, y responde al cambio social producido por la gran interactividad que en la última década ha proliferado en todos los ámbitos, la transformación digital. La APP está ya disponible para IOS y Android y espera conseguir un mínimo de 15.000 descargas por “loquers” este primer año.

Área de Descarga