¿Qué hago con estas manchas? por Silvia Capafons

manchas-en-la-cara-silvia-capafons

Cuando tenía 20 años las manchas no me parecían un problema. No hablo de las propias, porque como es de suponer, aún no tenía. Veía a mi madre quejarse de las suyas por un pasado de mucho sol y le decía, “pues ponte maquillaje y listo”; envidiaba a las chicas con pecas (sin saber que no dejan de ser manchas y que van a peor cuando son “menos chicas”); y si veía  un anuncio de un cosmético para combatirlas, la modelo siempre era tan guapa que ni me fijaba en que tuviera zonas más oscuras…un detalle sin importancia.

Unos años después dejé de tomar la píldora y me llegó el castigo por haber ignorado las discromías varias en forma de estupenda mancha en el bigote: ¡la más fea de todas! Recuerdo esos viajes a spas a los que me invitaban como periodista de belleza en sitios paradisíacos y yo tapando el labio superior con el cinturón del albornoz. Fue entonces cuando adquirí el hábito de la protección solar SPF 50, y gracias a ello en mis dos embarazos el melasma o famoso “paño de embarazada” fue sutil. Según la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), la causa del melasma no está clara, aunque está relacionada con la gestación o la toma de anticonceptivos; es decir, con los cambios hormonales femeninos. Así que mi relación con las hiperpigmentaciones empezó a mejorar…hasta que cumplí los 40.

La crisis (de manchas) de los 40

Entonces llegaron poco a poco y sin avisar, así en plan traicionero, otras manchitas más localizadas en la zona alta de los pómulos y alguna en la frente, que se acentúan (hablo en presente porque aunque las estoy tratando y están mejor, aquí siguen, las muy impertinentes) cada verano. Aparecieron antes incluso, porque yo corro habitualmente y al aire libre, y aunque no salga jamás sin protegerme de la radiación solar, el sudor actúa como una lupa. ¿Y qué pasó? Pues que ya no me parecieron tan insignificantes. Unidas a las arruguitas y a unos poros que antes estaban bien cerraditos y ya no tanto, las manchas son muy feas, esa es la verdad. Así que llevo desde entonces manos a la obra e intento ser “de libro” para combatirlas. Os cuento lo que estoy haciendo, y que a mi me funciona:

  1. Siempre, siempre, siempre, salgo de casa con protección solar SPF 50, y si practico running y voy a estar más de dos horas al aire libre, la reaplico incluso en invierno. También me cuido de la radiación desde dentro con fotoprotección oral, empiezo en cuanto empieza la primavera. Me ayuda a defenderme de una manera más segura y también más eficaz.
  2. Nunca descuido mis manos. Ojo con esta zona que se nos olvida y está expuesta continuamente: también necesita protección solar, ¿os habéis fijado en la de lentigos que salen con los años?
  3. De mañana aplico productos antioxidantes con Vitamina C. Es la reina para una piel con mejor textura, luminosa, y (esto es menos conocido) también para tratar las manchas.
  4. De noche elijo retinoides. Si hubiera un naufragio en un barco cargado de cremas, salvaría sin dudarlo a los cosméticos con retinol, los de Vitamina C y los protectores solares. El retinol me chifla como activo antiedad a todos los niveles, pero es que además estoy descubriendo su poder despigmentante.

Mi experiencia con la cosmética anti-manchas

Hasta hace poco era escasa si hablamos de productos específicos. Confieso que la culpa es de cierta pereza para incorporarlos a mi rutina de belleza y porque las texturas de los que probé previamente no me gustaban: notaba que secaban mi piel. En cambio llevo ya tiempo usando cosméticos con retinol: no me gustan todos, porque algunos me sensibilizan la piel demasiado o “me pelan” en momentos en los que me viene fatal.  Hace un año empecé a utilizar el Serum Booster Discrom Control de Neoretin (lo combino con otro retinol más potente una vez por semana de Zo Skin Health llamado Avanced Radical Night Repair), que tiene una tecnología con retinol, RetinSphere, capaz de renovar las capas superficiales de la piel mejorando su textura, y también difumina las manchas igualando el tono de la piel: he ido notando el cambio, y ahora que se han lanzado Neoretin Ultra Emulsión como despigmentante intensivo y Neoretin Transition Cream como tratamiento de mantenimiento, voy a seguir con la línea; destacaría la concentración superior de retinol de ULTRA (0,5%) con respecto al Serum Booster Fluid, y que incluye ácido tranexámico al 2%, un agente despigmentante que a la vez previene que aparezcan manchas nuevas. Es pronto para valorar estos dos nuevos productos, pero he empezado a utilizar esta última y ya he descubierto algo ya de entrada después de un par de semanas: tolero mejor los retinoides. Es decir, tengo, lo que ahora se llama, “una piel retinizada”, y esto es fundamental para ir acostumbrándola a recibir un activo tan S.O.S. Además, me ha convencido por un plus en su fórmula: protege frente a las polución gracias a su tecnología EDAFENCE, y esto es fundamental, porque recientes estudios han confirmado que la contaminación de las ciudades además de asfixiar la piel, empeoran las manchas y las arrugas. ¡Ah, y la además no siento la piel reseca!

El protocolo despigmentante de eficacia demostrada

Recientemente, El Journal of Clinical and Cosmetic Dermatology ha publicado un artículo en el que pone de manifiesto que Neoretin Discrom Control contribuye a reducir las manchas en más de un 60% en pieles con melasma epidérmico, tras analizar los resultados de un estudio en tres etnias con el despigmentante de Cantabria Labs en 140 personas.

Un total de 140 pacientes de tres etnias (caucásica, asiática e hispánica) con melasma y lentigos usaron una combinación de Neoretin Discrom Control Gelcream SPF50 y Serum diariamente durante 60 días para realizar el estudio. Todos los grupos experimentaron excelentes resultados, con reducciones visibles en la intensidad y extensión de las áreas hiperpigmentadas al final del período.

En el melasma epidérmico, especialmente difícil de tratar, todos los tipos de piel experimentaron reducciones de más del 60%. Este régimen de Neoretin, con Retinsphere® Technology y una combinación sinérgica de activos aclarantes de la piel (ácido kójico, niacinamida, n-acetilglucosamina y péptidos), ayudó además a mejorar las condiciones generales de la piel y reducir los signos visibles del envejecimiento. Los sujetos vieron reducidas las líneas de expresión y arrugas, experimentaron un aumento de la firmeza y elasticidad y notaron su piel más suave y tersa. También a través del estudio quedó demostrada la alta tolerabilidad del producto.

La conclusión principal de la publicación fue que Neoretin Discrom Control es eficaz y seguro en la reducción del melasma, la hiperpigmentación y los lentigos solares en todas las etnias, incluidos los tipos de piel más oscura en zonas y localizaciones con exposición solar intensa. Cantabria Labs tiene entre sus valores principales la innovación con un riguroso aval científico en sus productos y la eficacia demostrada son a través de ensayos y estudios, actualmente es un referente dentro del sector healthcare.

El valor de la innovación en Cantabria Labs no sólo está reflejado en sus tecnologías patentadas. También está presente en el riguroso aval científico al que someten sus productos para demostrar la eficacia de sus cosmecéuticos. Un rigor que le ha dado a Cantabria el respaldo de la comunidad científica y dermatológica después de más de 25 años de historia.

Datos del estudio: García-Millán C, Truchuelo MT, Gabriel MT, Nobile V, García K,et al. (2018) A Cosmeceutical Retinoid-Based Depigmentant Formulafor Different Skin Types and Ethnicities. J Clin Cosmet Dermatol 2(2):dx.doi.org/10.16966/2576-2826.124

Fernblock®, ingrediente de Heliocare Oral, demuestra su acción contra el melasma

Un nuevo estudio ha demostrado que Fernblock®, ingrediente principal de Heliocare Oral y una tecnología única de Cantabria Labs, mejora los resultados en los tratamientos contra el melasma al acelerar y optimizar sus efectos tal y como publica la revista médica americana Journal of Clinical and Aesthetic Dermatology. 

Investigadores del National Skin Center de Singapur han demostrado que el uso de Fernblock® oral en combinación con terapia estándar para el melasma puede contribuir a la reducción más rápida y eficaz en la extensión e intensidad de las lesiones.

El  estudio involucró a 33 mujeres asiáticas con melasma, de 25 a 55 años de edad. Se dividieron en dos grupos de estudio, uno cuyo tratamiento es mediante hidroquinona al 4%, (un fármaco anti-melasma y antimanchas efectivo) y fotoprotector con SPF 50, y el otro 4% de hidroquinona, con fotoprotector con SPF 50 y Fernblock® por vía oral.

Después de 60 días, el uso de Fernblock® oral en combinación con hidroquinona al 4% estándar y un fotoprotector con 50 SPF dio resultados significativamente superiores frente al 4% de hidroquinona con fotoprotector 50 SPF solo. Fernblock® contribuyó a una reducción más rápida y mayor en la extensión e intensidad del melasma.

La conclusión de los investigadores fue que las propiedades antioxidantes y fotoprotectoras de Fernblock® lo convierten en un valioso adyuvante para la despigmentación de la piel y los regímenes de tratamiento anti-melasma. Así, de nuevo, se pone de manifiesto la innovación, eficacia y aval que hay detrás de los productos de Cantabria Labs gracias a sus tecnologías exclusivas patentadas.

Drs. Goh, Chuah, and Thng are with the National Skin Centre in Singapore. Drs. Vitale and Delgado are with the R&D Department at Industrial Farmacéutica Cantabria (IFC), SA in Madrid, Spain. Trial Registry: NHG Domain Specific Review Board (DSRB); Trial Registration Number: 2013/00237.

IFC y las Fórmulas de Superación en melasma, en la XXV Reunión del GEDET

Este viernes y sábado tuvo lugar en el marco de la XXV Reunión del GEDET (Grupo Español de Dermatología Estética y Terapéutica) de la AEDV, el Simposio de IFC centrado en Fórmulas de Superación, en el ADDA-Auditorio de la Diputación de Alicante.

El acto de IFC, que clausuró la reunión en su 25 aniversario, estuvo moderado por el Dr. Manuel Asín, coordinador de la Reunión y tuvo como eje principal diferentes estudios y conclusiones sobre el melasma. La Dra. Mayte Truchuelo y el Dr. José Manuel Carrascosa abordaron con sus trabajos y reflexiones las diferentes “Fórmulas de Superación en melasma”.

La Dra. Truchuelo trató con material gráfico la eficacia y seguridad del Neoretin tras un estudio llevado a cabo en el Hospital Universitario de Ramón y Cajal y describió la tecnología de la fórmula de IFC.

El Dr. Carrascosa recalcó cuáles son los motivos para seguir trabajando en el tratamiento oral  de polypodium leucotomos como coadyuvante a la patología del melasma, muy importante en la calidad de vida de los pacientes.

El Dr. Manuel Asín destacó, además, la bonanza de estos tratamientos no sólo en su actuación contra el melasma, sino también en las pieles fotoenvejecidas, en un aforo que contó la presencia de más de 100 dermatólogos.

El broche final del acto fue la intervención del director general de IFC, Juan Matji, que quiso rendir homenaje a María de Villota por haber sido para el laboratorio el mejor ejemplo de una fórmula de superación, durante los años que colaboraron juntos.

María de Villota lució lo colores de IFC, con su fórmula de superación: Heliocare, durante más de cuatro años. Después de su accidente, formó parte de la iniciativa “la vida es para llenarla de color” en la que Industrial Farmacéutica Cantabria, quiso promover el mensaje de María reflejado en su libro: la vida es un regalo.

Fotos