Innovación 16 Ene 2014

Propiedades del ácido glicólico

Vamos a profundizar en el tema del ácido glicólico para que no os quede ninguna duda al respecto y aprendáis un poco más acerca de este ácido tan utilizado en dermocosmética. El ácido glicólico pertenece a la familia de los alfahidroxiácidos (AHA), el grupo de cosméticos más investigado y utilizado con fines dermatológicos. En este artículo, te contamos todo sobre el desarrollo, los efectos y las propiedades del ácido glicólico.

 

¿Cómo fue desarrollado el ácido glicólico?

Los doctores E. Van Scott y R. Yu, fundadores de Neostrata®, fueron pioneros y máximos expertos en el desarrollo de los AHAs cuyos beneficios terapéuticos fueron publicados por primera vez en 1974.

Sus primeras investigaciones se basaron en que gran parte de los problemas de la piel derivan de anomalías en los procesos de queratinización (formación de la capa externa de la piel), y los AHAs actuaban positivamente, normalizando el grosor y la función del estrato córneo que es la capa más externa de la epidermis.

Demostraron que estas moléculas, extraídas de diversas frutas y alimentos, no sólo presentaban beneficios en el tratamiento de patologías dermatológicas como el acné y las hiperpigmentaciones, sino que también eran muy eficaces en la prevención y tratamiento de estos procesos típicos del fotoenvejecimiento.

 

¿Cuáles son las propiedades del ácido glicólico?

En concentraciones bajas, una propiedad del ácido glicólico es su capacidad de exfoliar sin irritar. Este efecto permite a la piel liberarse de células muertas que se acumulan en la superficie, favoreciendo la renovación celular, ayudando a alisar y suavizar la piel y aportando luminosidad.

Sin embargo, en concentraciones más elevadas el ácido glicólico es muy efectivo para reducir los signos de la edad, ya que favorece la renovación celular aumentando el espesor epidérmico y la disminución de las arrugas. Por otro lado, favorece la síntesis del colágeno y el ácido hialurónico que aportan elasticidad y firmeza a la piel.

Está indicado también para el tratamiento del acné, ya que ayuda a eliminar el exceso de grasa, sebo y otros lípidos presentes en la piel, suavizando las lesiones residuales, como las cicatrices. En hiperpigmentaciones cutáneas, la asociación ácido glicólico mas agentes despigmentantes, ha demostrado una gran eficacia porque el ácido glicólico favorece la penetración del despigmentante a través del estrato córneo.

 

¿Cuáles son los efectos del acido glicólico?

Para terminar, queremos que conozcáis cuáles son los efectos del ácido glicólico aplicado tópicamente dependiendo del método de utilización:

  • Exposición corta a altas concentraciones: lo que conocemos como la técnica del peeling, se suelen usar concentraciones de 20% a 70% a un PH cercano al 0 con una posterior neutralización. Los resultados que obtendrás serán una descamación importante iniciando una acelerada renovación epidérmica y dérmica. Ideal para procedimientos antiaging o como ayuda para tratamientos de acné, rosácea, hiperqueratósis e hiperpigmentaciones.
  • Exposición prolongada a bajas concentraciones: Son productos cosméticos de uso diario con unas concentraciones (8%-25%) y un PH entre 3,8 y 4,2. Los resultados a nivel epidérmico son los primeros que se aprecian con una piel más lisa, suave y uniforme desde las primeras aplicaciones. A largo plazo podrás observar resultados en la dermis apreciando una reducción en la profundidad de las arrugas.

Un producto que contiene ácido glicólico se incluye en la línea Refine de NeoStrata®, Neostrata® Basis Redox.

Suscríbete al BLOG

Recibe los artículos del blog directamente en tu bandeja de entrada