Actualidad 26 Abr 2020

El Dr. Melchor Álvarez de Mon nos habla del COVID-19 desde la primera línea

Estos días estamos haciendo lo posible por mantener alta la moral ante la difícil situación del Covid-19. Sin embargo, esta tarea está siendo especialmente difícil en las UCIs de los Hospitales de toda España y gran parte del Mundo. Hemos querido pedir al doctor Melchor Álvarez de Mon, catedrático de Medicina de la Universidad de Alcalá de Henares, que nos cuente la realidad de la situación de primera mano.

El Dr. Melchor Álvarez de Mon lleva desde el mes de febrero en primera línea de combate en el Hospital Universitario Príncipe de Asturias (Alcalá de Henares, Madrid), donde es Jefe de Servicio y donde han atendido a más de 1.500 pacientes afectados por coronavirus. Sus palabras representan una ocasión única y muy cercana para conocer más sobre el Covid-19.

¿Qué balance harías de la situación sanitaria provocada por el coronavirus desde la experiencia en primera línea?

Está siendo dramático por muchos motivos. A finales de febrero empezamos a darnos cuenta de la realidad; incluso intentamos preparar una planta específica para pacientes covid. ¡Pensamos que con 40 plazas estábamos adelantándonos! En pocos días nos superaron las cifras, porque hemos sido uno de los epicentros. Al principio no teníamos protección, íbamos con mascarillas quirúrgicas, hicimos mandilones con bolsas de basura… Sobre todo, era dramático porque los pacientes empezaban a morir y otros necesitaban la UCI, pero la UCI se había llenado. La desesperación surge porque perdíamos a personas que no tenían que haber muerto, que podían haber tenido acceso a un respirador. Por otro lado, está el drama de las familias que no se podían despedir de sus seres queridos.

Pese a todo, he visto aspectos positivos: los médicos y el resto del personal sanitario está siendo excepcional. Su entrega, ilusión, la forma de ayudar a los enfermos… Se han entregado. Realmente podéis estar orgullosos de los médicos que os atienden. Además, yo veo luz. Es una realidad que hemos mejorado en los últimos días. Estoy algo alegre porque estamos menos mal que hace unos días.

Realmente podéis estar orgullosos de los médicos que os atienden

¿Cuáles son los principales factores de riesgo en los pacientes con Covid-19?

En el hospital hemos analizado, aproximadamente, a los 600 primeros pacientes. El factor de riesgo más importante es, sin duda, la edad. Raramente hay mortalidad por debajo de los 50. Empieza a subir a partir de los 60 y, sobre todo, a partir de los 70. Si hablamos de patologías, hemos observado que la más destacada es la diabetes mellitus y, después, las enfermedades pulmonares obstructivas y las crónicas como EPOC y asma. Pero, ante todo, la edad. Por ejemplo, ser asmático joven no tiene, en principio, especial relevancia. Hay que recordar también que la enfermedad en el 80% de los casos se presenta con pocos síntomas.

¿Es posible la reinfección de personas que han pasado ya la enfermedad?

No hay ninguna evidencia. Razonablemente, el virus tiene que generar una memoria inmunológica, como todas las infecciones. De hecho, el cuerpo sí produce anticuerpos frente al virus. Ahora bien, ¿son indicadores de protección? ¿crearán una memoria inmunológica permanente? Todavía no sabemos si puede ser como el tétanos (que necesita un recordatorio de vacuna cada vez que hay riesgo) o que actúe como el herpes zoster, que deja un reservorio dentro del organismo. Y tampoco hay evidencias de las potenciales manifestaciones posteriores a nivel de autoinmunidad. Si conseguimos financiación, sería esencial investigar qué ocurre con los pacientes después, cómo es esa memoria y cómo se genera. La presencia protectora permanente de los anticuerpos la deseamos todos. ¡Jamás he visto a médicos tan deseosos de haber pasado una infección! (risas)

¿Es recomendable tomar un complemento como Inmunoferon para mejorar el sistema inmune y nuestra respuesta al Covid-19?

A primeros de marzo llegué a la conclusión de que es básico reforzar la respuesta inmune innata, de las células NK (Natural Killers) y los monocitos. Después lo vi claramente porque esta enfermedad provoca hiperestimulación del sistema inmune con producción masiva de citoquinas, monocitos y linfocitos T. Por otro lado, ya sabíamos, porque se investigó y publicó en su momento, que también inhibía el NF-KB. Por tanto, me dije: ¿Qué puedo tomar preventivamente? Y ahí entra en juego Inmunoferon. Tanto yo como mi familia lo estamos tomando y también se lo he aconsejado a amigos, pacientes… Ya existe una evidencia de su efecto en infecciones de repetición, pero también es un inmunomodulador que logra disminuir la respuesta inflamatoria.
Por el momento, en esta situación, solo puedo hablar desde una experiencia observacional y personal.

¿Qué recomendación (no medicamentosa) daría para reforzar el sistema inmune?

Ya sabéis que el sistema inmune es apasionante. Forma parte de todo nuestro organismo, y por tanto, existen interacciones entre cerebro, sistema inmune y tubo. Así que habría que lograr el bienestar psíquico; realizar ejercicio aeróbico (al menos media hora cada día) y cuidar la nutrición, ya que una de las grandes fuentes de inflamación sistémica es el tubo digestivo. Relacionado con esto último, puede ser interesante tomar probióticos que puedan favorecer bacterias intestinales antinflamatorias o no inflamatorias.

Hay que lograr el bienestar psíquico; realizar ejercicio aeróbico (al menos media hora cada día) y cuidar la nutrición

Hablando de inmunidad, ¿las personas con enfermedades de origen autoinmune como la esclerosis múltiple o la artritis reumatoide pueden presentar un cuadro más grave?

Interesantísima la pregunta. Desde nuestra experiencia en el hospital -han pasado más de 1.600 personas- no hemos observado peor evolución, ni mayor incidencia de la enfermedad en pacientes con artritis reumatoide, psoriasis, enfermedad de crohn ni esclerosis múltiple.
En nuestro caso hemos disminuido el factor de entrada en UCI e incluso de muerte en hasta casi un 90% con tocilizumab, un inmunosupresor que fundamentalmente se administra en artritis reumatoide y vasculitis.

Respecto al contagio, ¿cómo lo podemos limitar?

El contagio se produce, sobre todo, a través de las manos, no por vía aérea. Tú tocas una superficie y si antes la había tocado otra persona que estaba infectada, te lo llevas. Después, te tocas la cara y te infectas, y lo pasas a cualquier sitio que tocas. Por tanto, el lavado de manos debe ser imprescindible. Así como llevar siempre una botella de gel hidroalcohólico. También está claro que hay que llevar mascarilla. Aunque sea de tipo quirúrgica. Porque si tú te la pones y el de enfrente también, nos estamos protegiendo mutuamente.

A partir de ahora, vamos a ganar en compañerismo, solidaridad y trabajo en equipo.

¿Cree que esta situación va a cambiar en algo la estructura de nuestro sistema sanitario?

Estos meses nos han dejado claro que las unidades multidisciplinares son fundamentales. Y no solo para este virus. En España, en medicina, estamos divididos en reinos taifas, pero los enfermos son cada día más complejos y deberían participar más especialistas en su diagnóstico. A partir de ahora, vamos a ganar en compañerismo, solidaridad y trabajo en equipo.

Si pensamos un poco en el futuro, ¿qué nos espera en noviembre o diciembre?

Es probable que nos sigamos infectando. Se prevé que en los próximos meses, se llegue a infectar hasta un 70% de la población. ¿La diferencia? Que la gran mayoría lo va a pasar bien y que no habrá está situación de desbordamiento de la Sanidad, por tanto, quien lo necesite tendrá acceso a la UCI. Es previsible que el repunte no sea solo en noviembre, puede que haya durante estas semanas otro. Si no es así y tenemos esa suerte, podremos ver con más esperanza el futuro. Y también vamos a aprender mucho con el comportamiento de la infección durante mayo y junio.

Otro aspecto clave sería hacer tests masivos, para que quien sea positivo (con o sin síntomas) y su familia se queden en casa. Si hablamos de cuándo volveremos a ir a un festival, un partido de fútbol o un congreso médico, solo el tiempo lo dirá.

¿Quieres estar al día sobre Cantabria Labs?

Inscríbete para mantenerte al tanto de nuestras novedades y cuidados