Mitos y Leyendas de la Dermatología: Fotoprotección

Con la llegada del verano, ¿nos fijamos en la fecha de caducidad del protector solar?

Todos los productos dermocosméticos tienen una fecha de caducidad en el envase que indica hasta cuándo conserva sus propiedades intactas, pero no todo el mundo sabe que esta fecha cambia cuando se abre el envase. Por ello, debemos fijarnos en el número que aparece dentro de la imagen de un tarro abierto; en el caso de los fotoprotectores, suele ser 12 meses. La solución es sencilla, tal y como nos aconsejan los dermatólogos: deshacernos de los fotoprotectores cuando dejamos de utilizarlos al final de cada temporada.

Cuando vayas a tomar el sol, ten en cuenta la fecha en que abriste el producto por primera vez. Muchas veces no sólo se trata de nuestra salud, sino de la de aquellos que más nos importan.

(Imagen ofrecida por IFC Spain)

Comparte en tus Redes Sociales

Deja un comentario