Innovación 9 Jul 2013

Fluid Cream, la suavidad de una crema con un acabado gel.

Hace unas semanas en “Vida al Sol” os contábamos que la “nueva era en fotoprotección” se llama Heliocare 360º, y que se nos presenta con dos novedades revolucionarias, exclusivas e innovadoras en forma de texturas ultraligeras, Airgel y Fluid Cream.

Recordaréis que os explicamos las características de Heliocare 360º Airgel que se adapta a todo tipo de pieles pero está especialmente recomendado para personas con piel grasa y con tendencia acnéica. Hoy le toca el turno a Heliocare 360º Fluid Cream también válido a todo tipo de pieles pero fundamentalmente recomendado para pieles normales y secas.

Antes de nada, debemos saber que la deshidratación de la piel suele resumirse en alteraciones del manto hidrolipídico (una mezcla de sebo y sudor que recubre la parte exterior de la epidermis) y de la hidratación epidérmica que mantienen la flexibilidad, elasticidad, extensibilidad, tersura, suavidad, y permeabilidad de la piel.

La corrección de la deshidratación epidérmica consiste en restituir el agua que se ha podido perder por exceso de eliminación o por defecto de aporte.

Para lograr esto, Heliocare 360º Fluid Cream combina la suavidad de una crema con un acabado gel al fundirse con la piel. La máxima hidratación gracias al mayor contenido de lípidos que aporta una crema ideal para pieles secas, con una textura más ligera que permite una rápida absorción sin dejar residuos blanquecinos característica principal de los geles. Es decir una combinación que hace que Heliocare 360º Fluid Cream se convierta en una innovadora textura.

¿A quién le recomendamos utilizar Heliocare 360º Fluid Cream?

A todas aquellas personas que utilizan una fotoprotección a diario y buscan la cobertura más amplia. Como por ejemplo, mujeres embarazadas, pieles sensibles o alérgicas al sol, pieles con desórdenes pigmentarios, fototipos claros, para prevenir el fotoenvejecimiento…

En definitiva, hemos visto en estos dos artículos las diferencias entre el Airgel y el Fluid Cream así como la importancia que tienen las texturas y el papel que juegan. Ya que deben ser lo más agradable posible, pues es lo que percibimos todos a la hora de aplicárnoslo sobre nuestra piel. Cuanto más agradable sea, realizaremos un reaplicación mayor con una mejor uniformidad y con más cantidad de producto, por lo tanto estaremos utilizando el fotoprotector de forma correcta y será mucho mayor su eficacia.