Cuidado facial 18 May 2020

«Luz azul y cómo evitar sus daños en la piel» por Paloma Borregón y Silvia Capafons

Si te perdiste el directo en el perfil de Instagram de HELIOCARE sobre luz azul y cómo evitar sus daños en la piel con Paloma Borregón, dermatóloga y Silvia Capafons, periodista de belleza y lifestyle, hemos recopilado lo más destacado en este post:

S: Paloma, ¿qué radiaciones hay?, ¿qué es el amplio espectro?

P: Hasta hace poco tiempo solo teníamos en cuenta lo que sabíamos que nos hacia daño, las radiaciones UVA y UVB. Pero dentro de la radiación solar hay un amplio espectro de radiaciones que nos hacen daño en mayor o menor medida.

De las que no vemos las más importantes son la ultravioleta A y B. La B la paran las nubes y los cristales, pero aún así es responsable del eritema o quemadura solar y se relacionaría con el desarrollo del cáncer de piel.
La ultravioleta A se relaciona con manchas, cáncer de piel, fotoenvejecimiento y esta radiación puede atravesar tanto las nubes como los cristales.

Además de las radiaciones ultravioleta el sol emite la luz visible que es la que nos hace ver. Parte de esa luz es la luz azul que también es capaz de atravesar ventanas, nubes… y esa luz azul también la emiten los dispositivos en frente de los que estamos a diario como móviles, tablets, ordenadores, luces led… que también se ha visto que es capaz de mancharnos y de envejecer nuestra piel.

“La luz azul provoca un estrés en las células hasta 48 horas después de la exposición”

La agresión de la radiación solar y luz azul artificial emitida produce un estrés en las células que provoca un incremento en la formación de radicales libres y se ha visto que la radiación provoca este aumento de radicales libres aún varias horas después de la exposición.
Podemos considerar distintos agresores de nuestra piel además de la radiación solar, la polución ambiental (contaminantes ambientales) y la polución digital (luz azul artificial)

S: ¿Todos los fotoprotectores son iguales?

P: No, todos los fotoprotectores no son iguales, no todos cubren el amplio espectro de radiaciones ni incluyen activos reparadores del daño solar. Tenemos que fijarnos y seleccionarlos bien para que nos cubran de todas estas radiaciones.

S: Hay tecnologías de Cantabria Labs que han demostrado en estudios combatir y reparar el daño de la luz azul, EDAFENCE y FERNBLOCK. ¿Las conoces y las utilizas?

P: Sí, por supuesto las utilizo y son muy recomendables. Lo que hay que hacer contra la luz azul es, por un lado, prevenir y por otro proteger de todos los daños. Para eso es importante usar un protector solar que proteja de todas las radiaciones y reparen el daño solar y por otro lado, combatir los daños de la contaminación ambiental y la polución digital con ENDOCARE RADIANCE C Ferulic Edafence que combina antioxidantes con la tecnología EDAFENCE® y es perfecto para utilizar como producto anti-edad antes del fotoprotector.

endocare-ferulic

“Las tecnologías de Cantabria Labs, EDAFENCE® y Fernblock®, son muy recomendables”

La tecnología EDAFENCE combate el daño que se produce en las células de la piel protegiéndolas tanto de las agresiones la polución digital como de la ambiental, además ENDOCARE RADIANCE C Ferulic EDAFENCE tiene una textura maravillosa.
Sobre la fotoprotección es fundamental proteger frente a las 4 radiaciones e incluir activos reparadores como los fotoprotectores de HELIOCARE con la tecnología Fernblock® que, además, cuenta con diferentes alternativas y texturas para todo tipo de pieles.

“Desde que tomo fotoprotección oral no me quemo”

S: ¿Nos conviene utilizar fotoprotección oral ahora que estamos tan expuestos a la luz azul?

P: Sí, yo lo hago. Ya no solo por estar en casa metidos delante de las pantallas sino porque estamos empezando a salir y nuestra piel es más vulnerable al daño solar ya que no hemos tenido una exposición gradual. Yo las recomiendo y siempre pruebo todo antes porque necesito saber de qué va. Yo que soy muy blanquita, me pongo muchísima protección tópica y aún así me quemaba siempre. Es cierto que, desde que tomo fotoprotección oral y siguiendo con la fotoprotección tópica estricta, ya no me quemo nunca. Las cápsulas HELIOCARE además han demostrado ser eficaces desde la primera toma y tienen un efecto acumulativo. También es muy importante todos los estudios que tienen detrás, algo que me parece fundamental cuando algún laboratorio me presenta un producto.
Hay diferentes tipos en la gama de cápsulas HELIOCARE para diferentes necesidades y también hay sticks para niños que además están muy buenos, con sabor a naranja.

Suscríbete al BLOG

Recibe los artículos del blog directamente en tu bandeja de entrada