Tratamiento despigmentante. Protege tu piel frente a las manchas

Un tratamiento despigmentante es un protocolo empleado para aclarar la piel y eliminar las manchas provocadas por el sol u otros factores agresores externos, como la luz azul, la contaminación, etc., a pesar de que no todas las manchas son iguales, ni producidas de la misma forma. Tener en cuenta el tipo de piel sobre la que va a aplicarse el tratamiento será fundamental antes de comenzar, dado que la tez de todas las personas no presenta las mismas características y necesidades.

En este completo post te explicamos algunos de los tipos de manchas que existen, los motivos por los que, principalmente, aparece la hiperpigmentación, y cuáles son los tratamientos más eficaces para proteger y tratarlas. ¡Continúa leyendo!

Tipos de manchas en la piel

La piel es propensa a la aparición de diferentes tipos de manchas. A pesar de que estas manchas no suelen ser dañinas, es importante saber conocer de primera mano cuáles son los síntomas que pueden llegar a provocar. Las manchas en la piel, es decir, la hiperpigmentación, suelen aparecer en la cara, las manos o aquellas zonas del cuerpo que están más expuestas al sol.

La manifestación de las manchas en la piel no es dolorosa ni tiene síntomas como tal. Su aparición se puede apreciar mediante el cambio de su coloración en una zona determinada. Como hemos mencionado anteriormente, las manchas en la piel resultan inofensivas en la mayoría de las ocasiones, pero siempre es recomendable visitar al dermatólogo para un correcto diagnóstico y tratamiento y consultar al farmacéutico En caso de querer eliminarlas, lo mejor es aplicar un tratamiento despigmentante, aprobado y recomendado previamente por un profesional. Existen distintos tipos de manchas y es conveniente reconocer aquellas en las que no están indicados los tratamientos despigmentantes y que, por tanto, deben ser diagnosticadas por el dermatólogo.

  • Las manchas del sol o léntigos solares son las más frecuentes. Se caracterizan por ser pequeñas, redondas y bien delimitadas. Aparecen en zonas que han estado más expuestas al sol: cara, escote, espalda y dorso de las manos. Su aparición se pronuncia a partir los 35 – 40 años, y pueden ir aumentado con la edad. Un lentigo es un signo de daño solar crónico.
  • La mancha post-inflamatoria es la respuesta de la piel a una herida o erosión. Puede aparecer en la cara y en el cuerpo. Las lesiones pueden variar de marrón claro a marrón grisáceo. El color va a depender en gran medida de la profundidad de la inflamación y en función del tono de la piel, siendo más acusada en fototipos oscuros. Suele aparecer en personas con acné o como consecuencia de determinadas rutinas cosméticas.
  • Los melasmas, manchas del embarazo o cloasma son manchas mal delimitadas, con complejidad en su tratamiento, y aparecen con mayor frecuencia en mujeres, en zonas de la cara (labio superior, mejillas, y frente) expuestas al sol. Los cambios hormonales juegan un papel importante y, por ello, aparecen con mayor frecuencia en mujeres jóvenes, bajo tratamientos anticonceptivos o durante el embarazo, aunque la radiación solar es el principal factor desencadenante. El sol juega un papel favorecedor. Se oscurecen en verano y pueden verse menos marcadas en invierno, pero siempre actúa unido a una predisposición individual.
  • Las efélides, también conocidas como pecas, son de origen genético, pequeñas, típicas en gente joven con piel y ojos claros. Aparecen en cualquier parte del cuerpo, pero son más comunes en aquellas expuestas al sol: aparecen durante el verano y suelen desaparecer en invierno. Si no las cuidamos, con el tiempo pueden convertirse en lentigos solares.

«No todas las manchas son iguales. Hay que visitar al dermatólogo para un correcto diagnostico y tratamiento y consultar al farmacéutico»

¿Por qué aparecen manchas en la piel?

Las causas por las que la hiperpigmentación puede desarrollarse en nuestra piel pueden ser numerosas. A continuación, mencionaremos algunas de las más comunes con el objetivo de evitarlas y protegernos frente a ellas.

La aparición de manchas es un problema habitual producido por un exceso de melanina, pigmento que da color a nuestra piel, y que tiene un fuerte componente hormonal y ambiental. Pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo, especialmente en aquellas zonas más expuestas al sol, como la cara, el escote y las manos.

La aparición de manchas puede deberse a multitud de factores, destacan especialmente:

Exposición solar

Es una de las principales causas de la aparición de manchas. Además, la radiación solar va a activar la producción de melanina, que actúa como un protector solar natural de la piel protegiéndonos de los efectos nocivos de la radiación solar. Es el mecanismo por el cual nos bronceamos. Sin embargo, una exposición excesiva al sol puede provocar la aparición de manchas e intensificar las manchas existentes.

Genética

El color de nuestra piel influye en la tendencia de la piel a producir manchas. Las pieles de complexión más oscura, por ejemplo, sujetos asiáticos con fototipo cutáneo alto, suelen tener mayor tendencia a la aparición de manchas.

Cambios hormonales

Los cambios hormonales, como los producidos durante el embarazo o con el uso de anticonceptivos orales, entre otros, pueden influir en la inducción de la melanogénesis y desarrollo de manchas.

Envejecimiento de la piel

Con el paso de los años, el número de melanocitos (células que producen melanina) disminuye, pero los que permanecen aumentan su tamaño y su distribución puede hacerse más focalizada, generando acumulación de melanina o manchas.

Luz azul o contaminación digital

Es también uno de los causantes de la aparición de manchas. Estudios recientes han demostrado que la luz azul de los dispositivos electrónicos aumenta la aparición de manchas.

Contaminación

Está cobrando cada vez más protagonismo por los efectos negativos que han demostrado sobre la piel: envejecimiento, aparición de manchas y alteración de la barrera cutánea. La contaminación estimula la activación de un receptor que está presente en las células de la piel, llamado receptor de aril hidrocarburos (AhR), pieza clave en el envejecimiento de la piel, la generación de radicales libres, la inducción de una cascada inflamatoria y el deterioro de la barrera cutánea dando lugar a envejecimiento y aparición de manchas en la piel.

«Estudios recientes han demostrado que la luz azul y la contaminación aumentan la aparición de manchas»

¿Qué puedo hacer para cuidar de mis manchas? Limita la exposición al sol, evita exponerte al sol en las horas centrales del día y utiliza barreras físicas, como el gorro y las gafas de sol.

Utiliza todos los días fotoprotección solar de amplio espectro que proteja tu piel frente a los cuatro tipos de radiaciones: UVB, UVA, visible e infrarrojo. Es un paso fundamental para prevenir y evitar la aparición de manchas. ¡No olvides el escote, el cuello y el dorso de las manos! Aplica cantidad suficiente y reaplica cada dos horas.

Utiliza fotoprotección oral para sumar protección, complementando el fotoprotector solar tópico.

Protege tu piel frente a la contaminación. La aparición de manchas se asocia a la contaminación ambiental. Utiliza productos cosméticos con tecnologías que hayan demostrado eficacia frente a la contaminación.

Es importante que visites con regularidad al dermatólogo para identificar el tipo de mancha y prevenir cualquier problema grave en la piel.

¡No tengas prisa! Generalmente, el tratamiento va a precisar de varios meses y de un protocolo de tratamiento que va a ir adatándose según vata mejorando, y de varias visitas al profesional sanitario para poder observar buenos resultados.

¿Qué tratamientos médicos y cosméticos existen para tratar las manchas?

Es importante mantener la piel cuidada, especialmente en la zona de la cara, siendo esta la más propensa a la aparición de manchas. Por ello, existen varios tratamientos faciales con los que eliminar y tratar las manchas de la piel.

  • Los procedimientos dermatológicos más habituales incluyen: terapias con fuentes de luz láser, peelings químicos, luz pulsada, crioterapia, entre otros. También se apoyan en productos despigmentantes de aplicación tópica (ej. retinoides tópicos),
  • En cuanto a los productos cosméticos, es importante que incluyan una concentración adecuada de activos con eficacia demostrada. El retinol y los retinoides tópicos cuentan con un amplio aval, así como la niacinamida, el ácido tranexámico o el ácido glicólico, un potente exfoliante y renovador epidérmico.
  • Los complementos alimenticios también potencian la acción de los despigmentantes tópicos. Estos complementos aportan antioxidantes que ejercen una acción protectora frente a las manchas, preservan las defensas naturales de la piel y protegen y reparan las células de la piel, convirtiéndose así en aliados perfectos para los tratamientos tópicos.

«Las manchas pueden precisar de un tratamiento combinado para obtener resultados óptimos. Por eso, es importante una colaboración estrecha entre los profesionales especializados en el tratamiento y mantenimiento de la salud de la piel»

Protege tu piel con NEORETIN

  • NEORETIN Discrom Control Concentrate. Despigmentante renovador que combate la hiperpigmentación resistente. Esta solución concentrada es de uso diario y sirve para unificar e iluminar el tono de la cara. Reducirás con ella las manchas, además, es ideal para el melasma, los léntigos, las manchas de acné o las provocadas por el sol. Cuenta con RetinSphere® Technology, una innovadora tecnología que combina dos retinoides cosméticos de alta eficacia y tolerancia, el cual actúa sobre la formación de melanina y ayuda a prevenir y reducir las manchas.
  • NEORETIN Discrom Control Ultra Emulsión. Despigmentante ultra intensivo que combina tecnologías patentadas y retexturizantes. Gracias a su alta concentración de retinol puro, proporciona una intensa renovación epidérmica y una piel mucho más lisa. Al igual que el resto de nuestros productos, el NEORETIN Discrom Control Ultra Emulsión ha sido testado dermatológicamente.
  • NEORETIN Discrom Control Transition Cream. Gracias a sus activos hidratantes y suavizantes, garantiza una alta tolerabilidad para alterar con otros tratamientos o fórmulas de mantenimiento. Reduce la pigmentación cutánea y ejerce una actividad retexturizante y renovadora gracias a la tecnología RetinSphere® Technology.
  • NEORETIN Discrom Control Serum Booster Fluid. Sérum despigmentante con fórmula concentrada de rápida absorción que combina activos y tecnologías despigmentantes y antimanchas. Incluye Pigment Control System®, un sistema de seis potentes activos despigmentantes, los cuales actúan sobre la formación de la mancha. También ejerce una actividad retexturizante y renovadora gracias a su tecnología RetinSphere® Technology.
  • NEORETIN Discrom Control Gelcream SPF 50. Crema de día despigmentante con factor de protección solar. Es de fácil extensibilidad y rápida absorción. Gracias a los filtros solares UVA y UVB, atenúa las manchas y previene su aparición. Incluye Pìgment Control System®, un sistema de potentes activos que actúan sobre la formación de la mancha, previniendo así su formación.

Desde Cantabria Labs ponemos a tu disposición nuestra amplia gama de productos despigmentantes para que elijas el producto que mejor se adapte a las necesidades de tu piel. ¡Protege tu piel y evita la aparición de manchas!

Suscríbete al BLOG

Recibe los artículos del blog directamente en tu bandeja de entrada