Actualidad 29 May 2020

Estar moreno ya no está tan de moda

Cantabria Labs dio a conocer por cuarto año consecutivo su Informe HELIOCARE “Buenos hábitos al sol” en el cual trasladó los resultados de esta edición 2019 que se han caracterizado por el incremento en las buenas tendencias entre los jóvenes que usan cada vez más un fotoprotector SPF 50 o superior y que cada vez son más conscientes de que el moreno no es algo bueno para la piel.

El Informe HELIOCARE pretende arrojar cifras de referencia que sirvan para entender cuál es el comportamiento y hábitos de los españoles al sol con el fin de conocer cómo mejorar y hacia donde dirigir las campañas de concienciación, así como escuchar las necesidades y cuidar de la salud de las personas al aire libre.

Cantabria Labs obtuvo en esta edición 2019 más de 4.800 respuestas a su encuesta de “Buenos hábitos al sol” (un 35% más que el año anterior) y de ellas más de 3.400 han sido de jóvenes menores de 25 años, por lo que se han podido extraer interesantes resultados.

Los jóvenes saben que el moreno ya no es tendencia

Si bien aún un gran porcentaje de jóvenes sigue asociando el moreno como algo bueno y bello, este porcentaje ha disminuido significativamente y cada vez más jóvenes asocian el bronceado como un posible daño en la piel. “No sabemos si este dato positivo es el resultado a campañas de concienciación más efectivas o que la sociedad en general empieza a hacerse eco de la necesidad de cuidarse de los efectos nocivos del sol, seguramente sea la combinación de ambos” comentó la Dra. Vitale, directora médica de Cantabria Labs.

Coincidiendo con estos datos positivos, este informe señala que el uso de SPF 50 o más entre los jóvenes ya es algo más extendido, incrementándose en casi un 10% respecto años anteriores. Además, en el mismo porcentaje también y lo usan todo el año, no solo en vacaciones o en momentos puntuales.

Lo que sí ha conseguido la campaña de concienciación de Cantabria Labs 2019 es que más de 10.000 jóvenes sepan de primera mano con su iniciativa “Recetas para no cocinarte” cuáles son los buenos hábitos al sol: usar gafas y gorro, elegir fotoprotección con un alto SPF que no sólo proteja sino que también repare del daño solar, re-aplicarse cada dos horas, complementar la crema con fotoprotección oral y en la medida de lo posible evitar exponerse al sol en las horas cercanas al medio día, y todo esto, no solo en verano, sino durante todo el año.

Si hubiera que sacar, por el contrario, líneas de trabajo sobre cómo seguir mejorando estos datos, la Dra. Vitale comenta:

“Tenemos que ser conscientes de que las encuestas nos dicen también en qué aspectos hay que hacer hincapié. Un aspecto que nos llama la atención es que casi el 65% de los encuestados desconoce los efectos que la luz azul puede tener sobre nuestra piel. En este sentido y dada la importancia de este tema al pasar muchas horas expuestos a este tipo de luz emitida por dispositivos móviles, ordenadores, tabletas, televisión, entre otros, tendremos que informar de manera particular y resaltar qué medidas protectoras podemos recomendar.”

¿Cómo elegimos los fotoprotectores?

Entre los jóvenes la respuesta más generalizada es la misma. “uso la crema que me compra mi madre”, así que también es en parte la responsable de que los jóvenes se protejan mejor ya que como hemos visto en la encuesta, el 75% de las mujeres mayores de 31 años utilizan SPF 50 o más y el 50% lo utiliza todo el año. Pero ¿qué más tienen en cuenta para elegir la crema solar? La recomendación del farmacéutico y después la marca.

Utilizo la crema que compra mi madre

¿Qué sabemos sobre la fotoprotección oral?

Gracias a nuestras campañas de concienciación ha crecido el conocimiento de la fotoprotección oral de forma significativa en más de un 35% entre los jóvenes y, en la población general, hasta un 45%. Entre el segundo grupo analizado, las mujeres mayores de 31 años, casi el 70% la conocía ya y alrededor de un 10% ya la toma.

“Déjate la piel solo en lo importante”

Actualmente el daño provocado por la radiación solar no puede evitarse solo con filtros solares. Es importante utilizar un fotoprotector con una fórmula de amplio espectro, que cubra frente a las cuatro radiaciones (UVA-UVB-VISIBLE-INFRARROJO) y que incluya antioxidantes y activos reparadores que ayuden a proteger, neutralizar los radicales libres y reparar los daños provocados por el sol.

Para obtener una protección completa también es necesario combinar la fotoprotección tópica con la oral, ya que los estudios sostienen que la población no se aplica la cantidad suficiente de producto, olvida zonas del cuerpo y no se reaplica. En Cantabria Labs fuimos pioneros en el descubrimiento de la fotoprotección oral hace más de 25 años, con la tecnología Fernblock®, presente en la línea HELIOCARE®. La eficacia de nuestras cápsulas de HELIOCARE® Oral está respaldada por más de 60 estudios publicados en revistas de alto impacto y más de 1.200 pacientes incluidos en estudios clínicos.

 

¿Quieres estar al día sobre Cantabria Labs?

Inscríbete para mantenerte al tanto de nuestras novedades y cuidados