Cápsulas de protección solar: qué son y para qué sirven

Las cápsulas de protección solar son complementos alimenticios elaborados a base de componentes vegetales como los betacarotenos, vitaminas y extractos naturales que contribuyen a proteger todo tipo de piel de la radiación solar. Las cápsulas de protección solar o fotoprotectores orales neutralizan la acción de la radiación solar ultravioleta y también ayudan a prevenir y reparar el daño causado por la visible e infrarroja desde el interior. Además, aportan propiedades antioxidantes que contribuyen a mantener una piel sana.

¿Sabías que más del 50% de la radiación llega a tu piel incluso cuando aplicas crema con filtros solares? Aplicar la crema solar no es fácil y pueden quedar zonas sin cubrir como la nuca, las orejas, los antebrazos o el empeine. Además, calcular la cantidad de producto recomendada es complicado, y no siempre reaplicamos la protección solar como deberíamos. Por eso, las cápsulas fotoprotectoras son un complemento perfecto para potenciar la protección de la piel frente al daño solar. Este tipo de fotoprotectores orales son eficaces desde la primera toma.

Más del 50% de la radiación llega a tu piel incluso cuando aplicas crema con filtros solares

Entonces, ¿las cápsulas de protección solar sustituyen a la crema solar? ¡No! La fotoprotección oral es un complemento para conseguir una protección más completa. El uso de la protección solar por vía oral junto con los solares tópicos multiplica la protección de la piel frente al sol. Además, estos productos consiguen prevenir de forma más eficaz los daños solares como la inflamación de la piel a causa de los radicales libres, las quemaduras solares, las manchas cutáneas, el envejecimiento prematuro de la piel y otros problemas mayores.

Cómo actúa la fotoprotección oral

Las cápsulas de protección oral tienen efectos desde la primera toma, una eficacia y seguridad que está avalada por estudios científicos.

En concreto, la fotoprotección oral actúa contra la radiación ultravioleta (responsable del enrojecimiento e inflamación de la piel, fotoenvejecimiento y daño directo en el ADN de las células cutáneas), la radiación infrarroja (que interviene en el fotoenvejecimiento cutáneo) y la luz visible (que potencia la aparición de manchas).

Además las cápsulas de protección solar retrasan el enrojecimiento de la piel provocado por el sol y disminuyen los daños causados por los rayos solares que sí consiguen atravesar la barrera cutánea cuando solo aplicamos fotoprotección solar tópica como sprays, lociones, cremas o mousse.

 

Ventajas de la protección solar vía oral

El formato oral en sí y la tecnología que se incluye en estos productos presentan las siguientes ventajas:

  • Ayudan a potenciar la protección frente al sol en personas con rosácea, melasma y dermatitis atópica ya que la radiación solar puede empeorar estas enfermedades. En el caso del acné, también es importante tener una protección avanzada porque el sol, aunque puede crear una falsa sensación de mejoría, tiene un efecto rebote y favorece que se queden marquitas en la piel. Además, las personas con pieles atópicas necesitan una protección continua.
  • Consiguen una exposición controlada en aquellas personas con vitíligo y psoriasis que precisan tomar el sol, pero de una forma segura a la vez que mantienen una protección solar correcta.
  • Reducen la acción de los radicales libres gracias a su contenido en vitaminas y antioxidantes y previenen la aparición de manchas.

Las cápsulas de protección oral tienen efectos desde la primera toma

  • Mejoran el aspecto de la piel porque al promover la producción del colágeno y elastina actúan contra la aparición de arrugas, líneas de expresión y la pérdida de elasticidad en la piel.
  • Existen varios modelos en el mercado de la dermofarmacia que permiten su uso para todo tipo de pieles, incluidos en los niños, que tienen la piel más sensible frente a los agentes externos como el sol y necesitan una protección mayor que los adultos.
  • Es ideal para personas deportistas que, a las dificultades para aplicar las cremas solares, se suma la acción del sudor, el contacto con el agua o toallas que hacen que la fotoprotección tópica pierda eficacia rápidamente y la piel quede más expuesta a la radiación solar. Por tanto, hay que recordar reaplicar la crema cada dos horas y utilizar las cápsulas solares para estar mejor protegidos.

Diferentes tipos de cápsulas de protección solar

La fotoprotección oral tiene una formulación común dirigida a prevenir, neutralizar y reparar los daños de la radiación solar. Sin embargo, existen variaciones en su formulación adaptadas a las distintas necesidades:

  • Cápsulas de protección con vitamina D para personas con déficit o con alguna enfermedad de la piel.
  • Cápsulas de protección específicas para prevenir las manchas solares.
  • Sticks de protección específicos aptos para niños.
  • Cápsulas de protección para personas que realizan actividades al aire libre como los deportistas.
  • Cápsulas de protección con betacaroteno para aumentar el bronceado de la piel.

 

Fotoprotección oral: ¿cuándo tomarla?

Los profesionales sanitarios recomiendan tomar las cápsulas de fotoprotección oral, siempre como complemento a la crema solar, durante todo el año.

Su acción desde la primera toma permite tener una piel sana y protegida de la radiación solar tanto en los meses de verano cuando la temperatura es mayor como en el resto de año, ya que incluso en los días nublados los rayos solares penetran en la piel. Por ello, está aconsejado tomar cápsulas de protección oral si:

  • Tienes la piel sensible o padeces algún tipo de enfermedad dermatológica.
  • Tienes la piel sana, pero hay antecedentes de cáncer de piel en tu familia.
  • Quieres prevenir la aparición de manchas y el envejecimiento cutáneo.
  • Niños a partir de cuatro años que necesitan proteger su piel.
  • Estás expuesto a la radiación solar tanto en la playa como en la montaña.
  • Realizas algún tipo de actividad al aire libre.
  • No tienes posibilidad de reaplicar la crema solar cada dos horas.
  • Hay sudoración excesiva, contacto con toallas o durante los baños continuados que eliminan la crema solar.
  • Tomas algún medicamento fotosensible, es decir, aquellos fármacos que hacen la barrera cutánea más permeable a los agentes externos.

 

Cómo tomar las cápsulas solares

Para conseguir una mayor eficacia se recomienda tomar las cápsulas solares siguiendo las indicaciones de los fabricantes. Por normal general, la protección solar vía oral se aconseja tomarla media hora antes de exponer la piel a la radiación solar, una vez al día y preferiblemente con agua.

Sobre cuándo tomar fotoprotección, los especialistas insisten en que se debe utilizar junto con la crema solar durante todo el año ya que la variedad de cápsulas permite una protección avanzada en cualquier época del año y para toda la familia.

Suscríbete al BLOG

Recibe los artículos del blog directamente en tu bandeja de entrada



Te puede interesar

Heliocare Oral
Expertos 13 Mar 2019

Protección solar global, Heliocare protección oral, por Virginia Barrau

Para hablarnos de Heliocare Oral, esta semana nos visita Virginia Barrau, Farmacéutica especialista en dermocosmética, Vocal de Dermofarmacia del COF Zaragoza y blogger....
fotoproteccion-oral-ninos
Innovación 30 May 2018

El mejor fotoprotector oral de Heliocare para los niños

En general, estamos más concienciados sobre los daños del sol y aunque la protección solar es importante para todos, nunca...
proteccion-solar-deporte-heliocare
Cuidados y Consejos 25 Feb 2020

¿Cómo es el protector solar ideal para un deportista?

Hacer ejercicio físico al aire libre puede ser un deporte de riesgo para la piel si no se toman las...