5 mitos y verdades sobre el retinol (vitamina A)

Si tuviera que meter un cosmético antiaging en el neceser, sé cuál sería: retinol (sin dejar jamás de lado el protector solar, producto de base imprescindible).

No pude estar más de acuerdo con Marta Ugena, coach de Cantabria Labs y gran referente en cosmética para mí, cuando la escuché decir que el retinol es “la base por excelencia de los tratamiento antiaging, junto a los alfahidroxiácidos y los polihidroxiácidos”.

Muchas amigas y familiares me confiesan que le tienen miedo al retinol.

Supuestamente produce irritación, reseca, pela y no se puede usar durante los meses de sol. Sin embargo, bien formulado y junto a los activos adecuados, puede convertirse en el tratamiento antiedad indispensable de nuestra rutina. Y es que ningún otro componente es capaz de pulir la piel y mejorar su calidad igual que él.

Se trata de un derivado de la vitamina A que se puede presentar en diferentes formas y concentraciones, para adaptarse a cada tipo de piel. Para mí, junto a la vitamina C antioxidante, es casi una varita mágica, el mejor ingrediente que le puedo regalar a mi piel. Razones sobran…

El retinol mejora la calidad cutánea, su textura, las manchas (que están en pleno apogeo a la vuelta de verano) y las líneas de expresión. Además, ayuda a reafirmar la piel, porque activa las fibras de colágeno y elastina.

Falsos mitos sobre el retinol que conviene aclarar

Después de esta introducción, voy a desmontar los tópicos que más circulan y que perjudican la fama de mi querido retinol…

1. El retinol no se puede usar cuando hace sol. FALSO

Se puede, siempre y cuando tu piel esté acostumbrada (en palabras técnicas “retinizada”), porque lleves usándolo todo el año, o aunque no lo esté, si aparece en fórmulas no irritantes y en dosis moderadas. Lo que jamás puede fallar, si eliges usarlo en verano, es la fotoprotección tópica con un SPF50 (reaplicando cada 2 horas) complementada con la fotoprotección oral. Como me explicó en su día la Dra. Ana Molina, dermatóloga de la Fundación Jiménez Díaz, cuando una piel no está acostumbrada y empieza a usar retinoides en los meses de sol puede irritarse, ya que estos tienen una acción exfoliante, lo mismo que los alfahidroxiácidos. Por eso, es importante elegir productos con retinoides aptos para piel sensible.

2. El retinol irrita la piel. FALSO

Como hemos dicho, irrita si tu piel no está preparada, la dosis es muy alta, no has realizado una rutina cosmética incrementando la dosis progresivamente o el cosmético que utilizas no se complementa con activos que contrarresten esa posible reactividad. Por ejemplo, la línea Correct de Neostrata incorpora junto al retinol puro de su sérum de noche la neoglucosamina, un activo exclusivo, precursor del ácido hialurónico, que hidrata en profundidad, aportando el máximo confort.

3. El retinol deshidrata la piel. FALSO

Es cierto que las primeras aplicaciones sientes que tu piel está más seca. Pero es sólo un efecto momentáneo que además, puede evitarse si aplicas productos que contengan en su misma fórmula activos hidratantes como el ácido hialurónico.

4. El retinol pela o descama la piel. FALSO

Según la concentración puede hacerlo, pero no siempre. Cuanto más alta sea, más opciones hay de que haya descamación. Yo aconsejo ir al profesional y que sea él quien paute la fórmula que necesitas, en función de tu cutis y tu estilo de vida (si te expones más o menos al sol, si te resulta más o menos molesto pelarte, etc.). La clave está en ir subiendo poco a poco la dosis de retinol.

5. El contorno de ojos con retinol pica. FALSO

Eso ocurre si la concentración del activo es muy alta, por estar tan cerca del ojo y por ser una piel más fina y sensible. Yo voy a empezar con el Contorno de Ojos Comprehensive Retinol, que es al 0,05% de retinol puro estabilizado y que además contiene también neoglucosamina, que además de hidratar ayuda a unificar el tono junto a una mezcla de doble péptido (a mí las manchitas me salen en la zona alta del pómulo, cerca del contorno ocular).

Productos con retinol que necesitas conocer

La Crema Renovadora NeoStrata Correct, con altas concentraciones de retinol, se puede combinar con otros productos de alto rendimiento, logrando una renovación intensiva, pero sin irritaciones. Porque toda la línea NeoStrata Correct, además de ofrecer productos formulados con potentes concentraciones de retinol puro, ofrece una opción de retinización adaptada a las pieles más sensibles gracias a su contenido en proretinol, un precursor del retinol.

“Utilizando el producto correcto, el retinol y sus derivados hacen maravillas en la piel durante todo el año, y en otoño, cuando la piel llega del verano hecha un despojo (deshidratada, con manchas y con arruguitas marcadas), ya ni os cuento… ¡Por algo es la molécula favorita de los dermatólogos y periodistas beauty!”.

5 verdades del retinol

Cada vez que una amiga me pregunta “¿qué crema me compro?”, pienso… «ya está aquí la pregunta del millón”. Después del consabido “pues depende de tu tipo de piel y de las necesidades de cada momento”, añado el trío de activos que para mí son imprescindibles y que sé que funciona en casi todos los casos, con sus variantes y distintas concentraciones: retinol, antioxidantes y protección solar. De los antioxidantes (y de la fotoprotección) ya os he hablado en otras ocasiones, pero no del retinol, del que solo puedo decir cosas buenas.

El retinol, en todas sus modalidades, siempre derivadas de la vitamina A, es el mayor activo antiedad conocido hasta la fecha y reconocido por la comunidad científica. Tiene la capacidad de estimular la producción natural de colágeno y ácido hialurónico en nuestra piel, aportando múltiples beneficios: disminuye las arrugas, difumina las manchas, renueva y regenera la piel, aporta luz y reduce el tamaño de los poros, entre otros. Podemos decir que el retinol tiene la capacidad de igualar el tono y la textura de la piel, es decir, de mejorar su aspecto global. Es, en definitiva, la joya de la corona cosmética.

Pero… ¿Qué fórmula utilizo? ¿Cuándo y cómo? ¿Descanso o sigo? ¿Me irritará la piel?

A continuación, voy a daros a conocer algunas de las verdades relacionadas con el retinol y su utilización, con el objetivo de presentaros este maravilloso producto.

1. Ácido retinoico, retinol, retinoato… las mil y una formas de los retinoides

Ácido retinoico, retinol, retinoato, etc. Todos los retinoides cruzan la barrera cutánea activando unos receptores de las células para evitar el envejecimiento. Isabel Aldanondo, Jefa de Dermatología del Hospital Quirón San José en Madrid, me transmitió información muy valiosa acerca de los retinoides:

  • Ácido retinoico. El ácido retinoico es la forma activa de la vitamina A, aunque a la vez puede producir irritación.
  • Retinol. El retinol se transforma en nuestra piel en ácido retinoico y es el menos irritante.
  • Retinoato. El retinoato funciona como el ácido retinoico, pero no enrojece.

2. Si tienes la piel sensible también puedes utilizar retinol

Es una buenísima noticia para todos los cutis que tienden a enrojecerse y a picar y que antes solo se atrevían a mirar los derivados del retinol en la farmacia. Hoy en día existen productos con esta maravilla de activo que son perfectamente tolerados por esas pieles reactivas; eso sí, tienen que prescribirse de la forma adecuada.

En España, la concentración más baja de ácido retinoico que se comercializa es del 0,025%, pero pueden hacerse fórmulas magistrales con menor concentración. De todas formas, las pieles sensibles se acaban acostumbrando al retinol más potente, y llega un momento en el que la sensibilidad y la descamación desaparecen.

3. El retinol no es un ingrediente solo para la noche

Hasta hace poco se creía que sí, pero según se ha comprobado la culpa era de que quien lo aplicaba de día, salía a la calle a pleno sol sin fotoprotección y por eso, sufría quemaduras. Hoy se sabe que no hay problema si utilizamos la cantidad adecuada y después nuestra protección.

De hecho, la industria cosmética se ha apiadado de las pieles que necesitan un empujón extra a la hora de renovarse a todos los niveles y ha creado productos que incorporan retinol o ácido retinoico junto a una alta protección solar, nunca menor de 50. Hay que tener cuidado con la luz porque descompone la fórmula de cualquier retinoide. Es por este motivo que vienen en envases opacos.

A mí me gusta mucho el Sérum Booster Neoretin Discrom Control, con tecnología RetinSphere® a base de retinoato, un derivado del ácido retinoico que ha sido modificado para no producir irritación. Lo aplico de noche, pero también existe la versión de día en gel crema y con SPF 50,  Neroretin Discrom Control Gelcream SPF 50.

4. No es necesario descansar del retinol

Otra antigua creencia que desechar: no se puede utilizar de forma continuada. ¡Al contrario! Usar el precursor de la vitamina A unos meses y “hacer un parón” solo supone perder los efectos continuados. Es como apuntarse al gimnasio tres meses y dejarlo otros tres: lo de vivir de las rentas, a la hora de cuidarse, como que no.

Uno de mis top es Ossential Advanced Radical Night Repair de Zo Skin Health (solo a la venta en clínicas) que me recomendó la dermatóloga Cristina Eguren. Fue ella quien me descubrió la fantástica línea de cosmética médica desarrollada por el prestigioso dermatólogo Zein Obagi en Beverly Hills y me explicó que el secreto es su alta concentración de retinol, activo de avalada eficacia antiedad. Yo lo aplico varias noches a la semana – según la recomendación de la Dra. Eguren – y noto resultados desde las primeras semanas.

5. El retinol no solo funciona contra las arrugas

De todos los activos antiedad es mi número uno. Difumina las arrugas y las manchas, inhibiendo la producción de melanina, y regenera la piel desde dentro, mejorando su textura y reduciendo la apariencia de los poros. Yo, para empezar el otoño, no concibo mi rutina cosmética sin retinoides.

Te diré que, si tengo que ponerle algún “pero” a los retinoides, a pesar de que es un efecto necesario, es la sequedad y la tirantez que produce en la piel. En mi experiencia, tras utilizar retinol durante un mes, la piel se vuelve más luminosa, unificada, más lisa y saludable.

Eso sí, te recomiendo que consultes con el dermatólogo antes de decantarte por una fórmula o una concentración. Sin duda es quien mejor podrá asesorarte.

Silvia Capafons

Silvia Capafons

Periodista de belleza y salud

Suscríbete al BLOG

Recibe los artículos del blog directamente en tu bandeja de entrada



Te puede interesar

Manchas-blancas-piel-Heliocare
Cuidados y Consejos 23 Ene 2020

¿Qué factores provocan las manchas blancas en la piel y cómo pueden evitarse?

Las manchas blancas en la piel están relacionadas con factores que varían desde una simple infección por hongos hasta enfermedades...
manchas-en-la-cara
Expertos 22 Abr 2020

Manchas en la piel: tipos, causas y cómo tratarlas

Si te perdiste el directo en el perfil de Instagram de Cantabria Labs con las doctoras Paloma Cornejo y María...
retinol-envejecimiento
Cuidados y Consejos 29 Jul 2020

Retinol y Bakuchiol, la combinación ganadora contra el envejecimiento

Los retinoides son moléculas derivadas de la vitamina A y tienen su misma función biológica. En el organismo promueven el...