Mitos sobre el retinol

Si tuviera que meter en un neceser un cosmético anti-aging, sé cuál sería. Retinol (sin dejar jamás de lado el protector solar, producto de base imprescindible). No pude estar más de acuerdo con Marta Ugena, coach de Cantabria Labs y gran referente en cosmética para mí, cuando le escuché decir de él que es “la base por excelencia de los tratamiento anti-aging, junto a los alfahidroxiácidos y los polihidroxiácidos”.

Muchas amigas y familiares me confiesan que al retinol le tienen miedo

Ninguno como él “pule” la piel y mejora su calidad. Muchas amigas y familiares me confiesan que al retinol le tienen miedo. Supuestamente produce irritación, reseca, pela, y no se puede usar los meses de sol. Sin embargo, bien formulado y junto a los activos adecuados, puede convertirse en el tratamiento antiedad indispensable de nuestra rutina.

Se trata de un derivado de la vitamina A, y existen múltiples formas de dicha molécula y diferentes concentraciones para adaptarse al tipo de piel. Para mí, junto a la vitamina C antioxidante, es casi una varita mágica, el mejor ingrediente que le puedo regalar a mi piel. Razones sobran. El retinol mejora la calidad cutánea, su textura, las manchas (que están en pleno apogeo a la vuelta de verano) y las líneas de expresión. También reafirman la piel, porque activan las fibras de colágeno y elastina.

El retinol mejora la calidad cutánea, su textura, las manchas y las líneas de expresión. También reafirman la piel, porque activan las fibras de colágeno y elastina.

Estos días estoy probando la línea Neostrata Correct, con altas concentraciones de este activo que a la vez se combina con otros de alto rendimiento, por eso consigue una renovación intensiva, pero sin irritaciones. ¿Y esto por qué? Porque la línea, además de ofrecer productos con esas concentraciones tan potentes de retinol puro en sus fórmulas, ofrece una opción de retinización adaptada a las pieles más sensibles con Renewal Cream gracias a su contenido en proretinol, un precursor del retinol.

Total, que como os decía, utilizando el producto correcto, el retinol y sus derivados hacen maravillas en la piel durante todo el año, y en otoño, que la piel llega del verano hecha un despojo (con manchitas, deshidratada, con arruguitas marcadas) ya ni os cuento; por algo es la molécula favorita de los dermatólogos y periodistas beauty. Dicho esto, voy a desmontar los tópicos que más circulan y que afean la fama de mi querido retinol:

  • No se puede usar cuando hace sol. FALSO

Se puede, siempre y cuando tu piel esté acostumbrada (en palabras técnicas “retinizada”) porque llevaras usándolo todo el año o aunque no lo esté, si aparece en fórmulas no irritantes y a dosis moderadas. Lo que jamás puede fallar, si eliges usarlo en verano, es la fotoprotección tópica con un SPF 50 (reaplicando cada 2 horas) complementada con la fotoprotección oral porque, como me explicó en su día la Dra. Ana Molina, dermatóloga de la Fundación Jiménez Díaz, cuando una piel no está acostumbrada y empieza a usar retinoides en los meses de sol puede irritarse, porque estos tienen una acción exfoliante, lo mismo que los alfahidroxiácidos”. Por eso es importante elegir productos con retinoides aptos para piel sensible.

  • El retinol irrita. FALSO

Como hemos dicho, irrita si tu piel no está preparada, la dosis es muy alta, no has realizado una rutina cosmética incrementando la dosis progresivamente y el cosmético que utilizas no se complementa con activos capaces de contrarrestar esa posible reactividad. Por ejemplo, la línea Correct de Neostrata incorpora junto al retinol puro de su Night Serum, la neoglucosamina: se trata de un activo exclusivo, precursor del ácido hialurónico y por tanto hidrata, aportando confort.

  • Deshidrata la piel. FALSO

Es cierto que las primeras aplicaciones sientes que tu piel está más seca. Pero es un efecto momentáneo, que además puede evitarse si aplicas productos que contengan en su misma fórmula activos hidratantes como el ácido hialurónico.

  • Pela, descama. FALSO

Según la concentración, puede hacerlo, pero no siempre. Cuanto más alta sea, más opciones hay de que haya descamación. Yo aconsejo ir al profesional y que sea él quien paute la fórmula que necesitas, en función de tu cutis, tu estilo de vida (si te expones más o menos al sol, si te resulta más o menos molesto pelarte, etc.). La clave está en ir subiendo poco a poco la dosis de retinol.

  • El contorno de ojos con retinol pica. FALSO

Eso ocurre si la concentración del activo es muy alta, por estar tan cerca del ojo y por ser la piel del contorno de ojos más fina y sensible. Yo voy a empezar con el contorno de Comprehensive Retinol, que es al 0,05% de retinol puro estabilizado, y que además tiene también neoglucosamina, la cual además de hidratar ayuda a unificar el tono junto con una mezcla de doble péptido (a mí las manchitas me salen en la zona alta del pómulo, cerca del contorno ocular).

¿Y tú, qué piensas del retinol? ¿Lo usas?

Silvia Capafons

Silvia Capafons

Periodista de belleza y salud

Suscríbete al BLOG

Recibe los artículos del blog directamente en tu bandeja de entrada



Te puede interesar

Cuidados y Consejos 9 Oct 2018

5 Verdades del Retinol

Cada vez que una amiga pregunta “¿qué cremas me compro?”, pienso…”ya está aquí la pregunta del millón”. Después del consabido...
manchas-en-la-cara
Expertos 22 Abr 2020

Manchas en la piel: tipos, causas y cómo tratarlas

Si te perdiste el directo en el perfil de Instagram de Cantabria Labs con las doctoras Paloma Cornejo y María...
retinol-envejecimiento
Cuidados y Consejos 29 Jul 2020

Retinol y bakuchiol, la combinación ganadora contra el envejecimiento

Los retinoides son moléculas derivadas de la vitamina A y tienen su misma función biológica. En el organismo promueven el...