Fotoprotección 4 Jun 2020

Fotoinmunoprotección o cómo cuidar tu sistema inmune frente al sol

Nuestra salud depende en gran parte del correcto funcionamiento del sistema inmune. El problema es que este gran mecanismo de defensa natural se ve comprometido por multitud de factores, entre ellos, la radiación solar. Sabemos que, por un lado, es una de las fuentes de vitamina D y que, incluso, mejora la capacidad de respuesta de las células T ante posibles infecciones. Por otro, existen muchos estudios que subrayan que el sistema de defensas de nuestra piel se ve afectado negativamente por el sol. A mayor exposición solar, mayor vulnerabilidad.

LOS DAÑOS QUE NO SE VEN

Inflamación, eritema (enrojecimiento), picor, irritación… Son los efectos nocivos visibles que solemos asociar con la exposición al sol. Pero son solo un aviso. Lo más importante es lo que no es tan evidente. Al llegar a la piel la radiación puede provocar daño celular -incluso apoptosis (muerte de estas células)- y, por tanto, debilitar el sistema inmunológico de la piel, saturando sus mecanismos de defensa. De hecho, se calcula que una célula puede recibir más de 100.000 lesiones en su ADN por cada hora de exposición solar.

Las células de Langerhans, consideradas el radar de la piel al regular las defensas cutáneas, sufren especialmente la radiación UV. Disminuyen en número, se reduce su tamaño y pierden hasta su morfología, por tanto, también se limita su capacidad de respuesta. ¿Qué significa esto?

  • Mayor propensión a infecciones
  • Mayor riesgo de enfermedades crónicas inflamatorias y lesiones neoplásicas (tumorales)
  • Posible aparición de fotodermatosis infecciosas (como herpes)

“Las células de Langerhans actúan como una línea de defensa frente a la entrada de patógenos a través de nuestra piel. Preservarlas es fundamental para nuestra inmunidad cutánea y debemos evitar que la radiación solar las altere.” Asegura María Vitale, Directora Médica de Cantabria Labs.

EVITAR LA FOTOINMUNOSUPRESIÓN

Las alteraciones que la radiación UV provoca en el sistema inmune se conocen como fotoinmunosupresión. Lo que consigue la tecnología Fernblock®, de Cantabria Labs, es poner en marcha frente a ello un mecanismo de fotoinmunoprotección que ayuda a preservar esa inmunología, entre otras acciones.

“Para fotoinmunoproteger la piel es recomendable usar la combinación de fotoprotección tópica y oral con ingredientes activos que protejan estas células. Ya sabemos que la aplicación del fotoprotector en la mayoría de las ocasiones no es la ideal, y se aplica una menor cantidad de la necesaria o no se aplica uniformemente como para fotoproteger la piel. Es por esta razón que la fotoprotección oral es el complemento necesario, siempre que presente activos antioxidantes, reparadores del daño y que preserven las células inmunes cutáneas, como es el caso de Fernblock, presente en la línea Heliocare.” Asegura la Dra. María Vitale.

La tecnología Fernblock®, de Cantabria Labs, facilita esta tarea gracias a la fotoinmunoprotección que proporciona. El extracto estandarizado de Polypodium leucotomos, presente en la gama de fotoprotectores tópicos y orales Heliocare, ayuda a proteger y regular las defensas cutáneas frente a los posibles daños de la radiación solar.

HELIOCARE es pionero y referente en la fotoprotección desde el interior, un nuevo concepto de protección que gracias a Fernblock® multiplica la resistencia de tu piel al sol. Es el complemento idóneo a las cremas solares ya que proporciona una protección más completa y profunda mientras disfrutamos del sol.

En la gama de HELIOCARE Oral existen dos referencias con un aporte de Vitamina D diario idóneo: Heliocare 360º D Plus Cápsulas y Heliocare Ultra D.

Heliocare Ultra D son Cápsulas con un alto contenido en Fernblock®, que desde la primera toma aumentan la resistencia de la piel al sol, neutralizan y reparan el daño solar. Su fórmula completa incluye vitaminas D, C y E, luteína y licopeno y son ideales para tipo de pieles que busquen una protección extra.

Heliocare 360º D Plus son Cápsulas con alto contenido de Fernblock®+, que aumenta la resistencia de la piel al Sol desde la primera toma, neutraliza y repara el daño solar. Además de Fernblock+ y Vitamina D, incluyen Niacinamida y vitamina E. Se recomiendan en periodos de exposición intensa, pieles muy claras, sensibles o alérgicas al Sol.

Suscríbete al BLOG

Recibe los artículos del blog directamente en tu bandeja de entrada



Te puede interesar

fotoproteccion y sistema inmune
Expertos 30 Abr 2020

“Fotoprotección y sistema Inmune”, por María Vitale y Gema Herrerías

Si te perdiste el directo en el perfil de Instagram de HELIOCARE sobre fotoprotección y sistema inmune con María Vitale,...
Glandulas-sebaceas-heliocare
Cuidados y Consejos 28 Ene 2020

Glándulas sebáceas y piel grasa: fotoprotección y cuidados específicos

Las glándulas sebáceas se sitúan en la dermis y están compuestas por células llenas de lípidos. Su función es la...
Cuidados y Consejos 6 Mar 2020

Fotoprotección experta: ¿Cómo es el mejor protector solar?

El sol es vida y nos gusta disfrutar de él durante todo el año, con protección y hábitos saludables para...