Expertos 28 Mar 2018

¿Cómo ponerse morena rápido sin quemarse?

Es el sueño de todo el mundo: tener el bronceado perfecto. Pero no es tan fácil, ni tan sencillo y te explicamos por qué. 

Primero, es importantísimo conocer la química del bronceado y los diferentes fototipos cutáneos. Cada uno de nosotros tiene diferente capacidad natural de protegerse del sol y es importante que conozcas todo esto para entender qué ocurre en tu piel cuando una desea ponerse morena rápido sin quemarse.

La radiación solar y ponerse morena

La radiación solar no afecta a todos por igual, eso lo tenemos comprobado. Siempre recordarás al típico amigo que muchas veces se quemaba en las excursiones o a esa amiga que tenía la piel más morena de toda la piscina.

La capacidad de ponernos morenos no es la misma. Por lo tanto, nuestra protección y el riesgo que corremos al exponernos a la radiación solar tampoco va a ser igual. Por ejemplo, el riesgo de tener más arrugas, quemaduras, manchas… pero sobre todo al peligro de desarrollar un cáncer de piel. 

Coger tono en pocos días no es fácil; en muchos casos es difícil y en algunos casos hasta imposible. Además, el tono que coges de esta forma dura poquísimo, enseguida entenderás por qué.

No decimos que haya que huir del sol ni renunciar a broncearnos en vacaciones, pero mejor hacerlo con moderación y utilizando protectores solares tópicos y orales. Os aseguramos que es la mejor forma de disfrutar del sol, conseguir un color más bonito y duradero y no correr riesgos innecesarios.

¿Cómo se protege nuestra piel?

La piel tiene una capacidad natural para adaptarse a la radiación solar. Se pigmenta para protegerse de los efectos nocivos que le produce la radiación ultravioleta (UV). Esto, incluso puede afectar también al ADN celular.

Para defenderse, la piel produce melanina. La melanina hace que la piel se broncee cuando nos exponemos al sol.

La tonalidad que puede llegar a alcanzar no es igual para todos, con lo cual su capacidad protectora tampoco. Esto viene en función de la cantidad y tipo de melanina que la piel es capaz de producir y es lo que confiere el tipo de piel o fototipo en cada individuo.

En 1975 un dermatólogo de la Universidad de Harvard, el Dr. Thomas Fitzpatrick, estableció una clasificación numérica que diferenciaba los diferentes fototipos cutáneos y la capacidad que tiene la piel para asimilar la radiación solar. Esta escala del l al Vl clasifica a los individuos en función de su capacidad de broncearse, de quemarse, del color de sus ojos y del cabello.

Diferentes fototipos, diferente capacidad de ponernos morenos y por lo tanto diferente capacidad de protección frente al sol.

Los seis fototipos y sus características

A continuación, verás los seis tipos de fototipos y sus características. Se clasifican atendiendo a la piel que no ha estado expuesta al sol, ya que es la que da las características del fototipo. 

  • Fototipo I: son los de piel muy blanca, con ojos azules, pelirrojos, cuando se exponen al sol siempre se queman y no se broncean nunca.
  • Fototipo ll: tienen la piel blanca, pero no tan lechosa como los anteriores. Sus ojos suelen ser verdes o azules, pelo rubio o claro. Se queman con facilidad y en alguna ocasión llegan a broncearse. Sería el nórdico europeo.
  • Fototipo lll: son de piel clara, ojos grises, verdosos, pelo castaño… No suelen quemarse, enrojecen primero y llegan a broncearse. Es el más común entre los europeos.
  • Fototipo lV: son de piel morena, ojos marrones o negros, pelo oscuro. Muy ocasionalmente se queman y se broncean fácilmente.
  • Fototipo V: son muy morenos de piel, de ojos y pelo muy oscuro. Es muy raro que se quemen y se broncean rápidamente y de muy color intenso (tipo raza árabe o asiática).
  • Fototipo Vl: sería la raza negra, con la piel, los ojos y el cabello oscuros siempre. Nunca se queman.

¿Por qué nos bronceamos?

La melanina es la responsable. Es la sustancia que va a originar el tono en la piel. Se produce en los melanocitos que son unas células que se encuentran en la capa basal de la epidermis. Los melanocitos se encargan de fabricarla cuando nos exponemos a la radiación UV.

¿Sabías que el número de melanocitos en una persona de piel negra es el mismo que el de una persona de piel blanca? La cantidad es aproximadamente igual, pero la capacidad de fabricación no es la misma. A continuación, lo explicamos más en detalle:

Fototipos altos

Las personas de fototipos altos o con color de piel más oscuro poseen unos melanocitos que producen más melanina que se acumula en su epidermis. Además, el tipo de melanina que producen es de tipo eumelanina que es la que da origen al tono más oscuro de piel. Por ello, este tipo de melanina y en esa mayor cantidad, origina un color más oscuro y hace estar más protegido de forma natural frente a los rayos UV.

Fototipos bajos

En cambio, en fototipos claros no existe ese acúmulo de melanina; ésta se produce ante la exposición solar y predomina el tipo feomelanina que es la responsable del tono claro de piel. Por ello, una persona con piel clara, con fototipo bajo l y ll tiene mucho más riesgo de quemarse, y siempre necesitará filtros solares con factores de protección más altos.

¿Cómo se produce la pigmentación?

 El proceso de pigmentación de la piel es gradual y se realiza tras la exposición a las radiaciones UVA y UVB. Se produce en dos fases:

  1. La Pigmentación Inmediata 

Es el bronceado rápido y pasajero. Se produce por la radiación UVA que oxida directamente la melanina presente en la piel. No se estimula formación de melanina nueva, por ello su capacidad de protección es muy limitada. El tono de color que se consigue desaparece a lo sumo en dos días si uno no vuelve a exponerse al sol.

Esta radiación (UVA) no produce quemadura, pero ojo: tiene la capacidad de penetrar hasta capas más profundas y originar efectos dañinos de manchas, fotosensibilidad, envejecimiento y cáncer de piel.

Después de la pigmentación inmediata (el color que se va rápido) si repetimos sucesivas exposiciones conseguiremos estimular la pigmentación retardada. 

  1. La Pigmentación Retardada

Es el moreno que tarda unos dos días en salir y es más duradero. Se origina por la radiación UVB y la capacidad protectora es mayor que la que produce la radiación UVA.

 

La radiación UVB y la quemadura solar

Hemos hablado de la radiación UVB y de la UVA, pero no olvidemos el resto de las radiaciones. Existen otras radiaciones que, aunque no estén directamente relacionadas con el bronceado, hay que tenerlas muy en cuenta por el daño futuro que también pueden ocasionar.

Se trata de la radiación infrarroja (IR) y parte del espectro visible. Estas radiaciones igual que las UVA llegan a capas más profundas de la piel. Su capacidad de daño celular, foto envejecimiento y cáncer de piel es considerable.

También existe una radiación UV que es la UVC. Es la más peligrosa, pero afortunadamente estos rayos son filtrados por la capa de ozono y no llegan a la Tierra.

¿Cuál es nuestra recomendación si quieres saber cómo ponerse morena rápido sin quemarse?

Si quieres saber cómo ponerse morena rápido sin quemarse, pero con el menor riesgo posible, evitando arrugas, manchas y riesgo de cáncer, son importantes estos 6 consejos:

  1. Aceptar las limitaciones de nuestra piel: nos pondremos más morenos si lo hacemos de forma gradual. Así, podemos sintetizar melanina poco a poco, y conseguiremos un color mucho más bonito y duradero. Evita las horas centrales del día (12 a 16h).
  2. Comienza siempre con filtros solares de protección alta y amplia: utiliza un protector adecuado a tu fototipo y características de piel. Si tu piel es clara, elige siempre filtros altos y no te la juegues. Si tu piel es grasa, existen productos maravillosos oil free de Heliocare que te encantarán. Son fáciles de aplicar, matificantes y no dejan brillo ni residuos en la piel.
  3. Elegir el fotoprotector solar correcto: es importante a la hora de elegir fotoprotector solar que éste proteja no solo de UVA y UVB, sino también de la radiación IR y visible. De esta forma, evitarás el daño que a largo plazo van a producir estas radiaciones. La línea Heliocare 360º nos protege de todas estas radiaciones siendo la más completa hoy en día en foto protección.
  4. Aplicar la protección solar 30 minutos antes de la exposición al sol: es importantísimo reaplicar aproximadamente cada 2 horas y después de bañarte. Siempre en cantidad suficiente y sobre la piel limpia y seca.
  5. Pregúntanos siempre por el filtro adecuado para tu piel:  Heliocare presenta la gama más amplia y de más calidad en protección para todos: niños, piel atópica, piel grasa, si quieres ir maquillada, si tienes alergia al sol…
  6. No olvides la importancia que tiene la fotoprotección oral: las cápsulas de Heliocare, que podemos tomarlas desde ya, tienen un efecto preventivo y reparador. Son el mejor complemento a la protección solar tópica; no la sustituye, pero eleva de una forma impresionante la capacidad antioxidante de nuestra piel. Aumenta su propia respuesta foto protectora frente 3 daños: 1) el foto envejecimiento (arrugas, manchas), 2) la sensibilidad al sol (alergias solares) y 3) previene frente al desarrollo de cáncer de piel.

Existen varios tipos de cápsulas. Podemos recomendarte las cápsulas que más te convengan según tus necesidades (incluso las hay para aumentar el bronceado en el caso de que no exista riesgo de manchas).

La próxima vez que pienses en cómo ponerse morena rápido sin quemarse, recuerda que exponerse al sol sin precaución es muy peligroso. La piel tiene memoria y mucha, pero utilizando Heliocare es otra historia, podemos disfrutar del sol mientras que conseguimos un bonito tono de piel. 

 

María Martínez Eslava

María Martínez Eslava

Farmacéutica titular y blogger de Momentos para cuidarte by María Martínez Eslava, especializado en dermatología cosmética.

Suscríbete al BLOG

Recibe los artículos del blog directamente en tu bandeja de entrada



Te puede interesar

Tipos de texturas de los protectores solares
Cuidados y Consejos 17 Abr 2019

4 tipos de protectores solares y sus texturas

Son muchas las personas que no utilizan fotoprotector si la textura no es de su agrado, encontramos testimonios como: “me...
Misión del farmacéutico en la protección solar
Expertos 20 Jun 2019

¿Cuál es la misión del farmacéutico ante la protección solar? por Ana Fernández Gil

Hoy comparte su testimonio con todos los lectores de Fernblog, Ana Fernández Gil. Farmacéutica comunitaria en Farmacia Gil Valladolid, especializada en...
Expertos 12 Nov 2019

En el cambio de estación, no te olvides de la protección, por Inmaculada Vicente

Hay algo que no debe cambiar en esta época y en todas las de año, ¿adivinas qué es? ¡E:xacto! el...