¿Qué es el sistema inmune y por qué es tan importante?

El sistema inmune es una compleja red de células (macrófagos, linfocitos, etc.) distribuido por todo el cuerpo y un conjunto de moléculas (citoquinas, anticuerpos, etc.) que trabajan conjuntamente para defenderlo de microorganismos patógenos y sustancias extrañas, a los que el organismo está expuesto continuamente (hongos, parásitos, virus y bacterias). De lo contrario, estos patógenos o sustancias extrañas podrían causar infecciones o enfermedades.

El sistema inmune de un individuo sano es capaz de autocontrolarse, es decir, la intensidad de la respuesta está ajustada a la gravedad de la agresión. Pero, ¿cuáles son los diferentes tipos de inmunidad?

 

Inmunidad innata

Es la primera línea de defensa frente a la entrada de patógenos o sustancias extrañas. Los mecanismos de defensa innatos protegen de cualquier patógeno y no dependen de una exposición previa. Su respuesta aparece a los pocos minutos o horas desde que el organismo reconoce una sustancia u organismo extraño. Si esta primera respuesta no fuese suficiente, se desarrollaría la respuesta adquirida o específica.

Inmunidad adquirida

La inmunidad adquirida se activa en segundo lugar, pero se inicia desde la primera exposición a un patógeno o antígeno y desarrolla una respuesta específica frente a cada ataque.

Parte de las células que la componen generan los conocidos anticuerpos. Se trata de moléculas diseñadas por los linfocitos B, para reconocer a un patógeno determinado y ayudar a su destrucción, por eso se dice que dan una respuesta inmune específica.

Esta inmunidad adquirida tiene la peculiaridad de que tiene memoria, es decir, si el cuerpo entra en contacto por segunda vez con el mismo patógeno, actuará más rápidamente porque ya sabe que anticuerpos tiene que generar.

Últimos avances: Inmunidad entrenada

El término inmunidad entrenada hace referencia a la inmunidad innata. Clásicamente se pensaba que la inmunidad innata, al contrario que la adquirida, carecía de memoria. Los últimos estudios en el campo de la inmunología han demostrado que sí puede adquirir memoria, aunque por mecanismos diferentes respecto a la adquirida. De ahí la denominación de inmunidad entrenada.

Los últimos estudios en el campo de la inmunología han demostrado que la inmunidad innata puede adquirir memoria.

El hecho de que el sistema inmune innato esté entrenado (es decir que haya adquirido memoria) permite dar una respuesta al patógeno más efectiva y, a la vez, ajustada. Además, será una respuesta de “amplio espectro” ya que no específica frente a un determinado patógeno (como lo es la adaptativa), sino para cualquier patógeno.

Cómo conseguir un buen funcionamiento del sistema inmune

El correcto funcionamiento del sistema inmune es esencial para evitar el desarrollo de diferentes tipos de infecciones. A menudo, las personas no son conscientes de la gran cantidad de factores que afectan al sistema inmunológico, haciéndolo mucho más vulnerable. Situaciones cotidianas como el estrés, la falta de sueño o una mala alimentación son sus peores enemigos.

Actualmente, la crisis sanitaria provocada por la irrupción del coronavirus, ha generalizado la puesta en marcha de medidas preventivas para frenar los contagios y proteger al organismo frente a una enfermedad para la que, de momento, no hay vacuna. Por ello, conviene recordar que la prevención de las infecciones de vías respiratorias se puede mejorar reduciendo la exposición a contaminantes, adoptando medidas higiénicas, con la inmunización activa y con el uso de inmunomoduladores. 

Los inmunomoduladores son agentes que se encargan de activar los mecanismos de defensa del organismo para el que el sistema inmune funcione correctamente.  De esta forma, permiten aumentar la resistencia ante una infección, favorecer que la recuperación sea rápida y conseguir una menor incidencia de recaídas. Por otro lado,  ayudan a que el sistema inmune sea capaz de tolerar los agentes externos para que no sean dañinos y no se desarrolle una respuesta inflamatoria exagerada que perjudique la salud.

Los inmunomoduladores se encargan de activar los mecanismos de defensa del organismo para el que el sistema inmune funcione correctamente.

Inmunoferon es un complemento alimenticio con zinc, que permite mantener el normal funcionamiento de los mecanismos de defensa del sistema inmunitario. La línea Inmunoferon se basa en  complementos alimenticios para adultos y niños que cuenta con la exclusiva  tecnología patentada AM3®, Technology de Cantabria Labs, con más de 30 años de experiencia junto a los profesionales de la salud. Dicha tecnología está basada en la asociación de un glucomanano obtenido de la pared de la levadura Candida utilis y la proteína vegetal de las semillas de Glycine max. Este producto tiene dos presentaciones:

 

  • Inmunoferon Junior jarabe: es un complemento alimenticio con una fórmula exclusiva para niños a base de la tecnología AM3® y enriquecido con própolis, equinácea, vitamina C y vitamina D, que contribuye al normal funcionamiento del sistema inmune en los niños. Se ha demostrado que la acción combinada de vitamina C, equinácea y própolis ayuda a prevenir la incidencia y la gravedad de las infecciones respiratorias en niños y adultos.

Suscríbete al BLOG

Recibe los artículos del blog directamente en tu bandeja de entrada



Te puede interesar

sistema-inmune
Cuidados y Consejos 19 Jun 2020

El sistema inmune es lo mejor que tenemos, debemos cuidarlo

El Doctor Melchor Álvarez de Mon, toda una autoridad en lo referente al sistema inmune, catedrático de Medicina y director...
fotoinmunoproteccion
Cuidados y Consejos 4 Jun 2020

Fotoinmunoprotección o cómo cuidar tu sistema inmune frente al sol

Nuestra salud depende en gran parte del correcto funcionamiento del sistema inmune. El problema es que este gran mecanismo de...
fotoproteccion y sistema inmune
Expertos 30 Abr 2020

“Fotoprotección y sistema Inmune”, por María Vitale y Gema Herrerías

Si te perdiste el directo en el perfil de Instagram de HELIOCARE sobre fotoprotección y sistema inmune con María Vitale,...