Qué es la rosácea y cómo evitar sus síntomas

La rosácea es una enfermedad inflamatoria crónica de origen multifactorial que afecta principalmente a la piel de la cara. Entre sus signos destacan el enrojecimiento, eritema, ardor e incluso la aparición de pápulas y pústulas. Se puede dar tanto en hombres como en mujeres, aunque son ellas las más propensas a padecerla, sobre todo las mujeres de mediana edad con la piel clara.

Signos de la rosácea  

La rosácea es una patología muy común que se clasifica en diferentes subtipos en función de la gravedad. Los signos y síntomas varían en los diferentes niveles:

  • Enrojecimiento frecuente de la cara y rubor facial: sobre todo, en la zona de las mejillas, la nariz y la frente.
  • Piel con mayor reactividad: La rosácea puede provocar la aparición de granitos en la cara además de sensación de quemazón y escozor.

En el desarrollo de la rosácea intervienen múltiples factores: desde la predisposición genética o la dieta hasta el estrés o los efectos nocivos del sol.

Además, en niveles más graves de la enfermedad, también pueden producirse:

  • Fimas: Con el paso del tiempo, la piel puede engrosarse y adquirir un aspecto bulboso, esto ocurre principalmente en la nariz y se conoce como rinofima (aunque también puede ocurrir en la frente, los pómulos, el mentón o los párpados). Este signo es más habitual en hombres que en mujeres.
  • Problemas oculares: las personas con rosácea pueden tener los ojos secos o irritados y los párpados hinchados o enrojecidos. Incluso, a veces, estos síntomas pueden derivar en problemas de visión. Esta afección se denomina rosácea ocular.

Causas de la rosácea

 En el desarrollo de la rosácea intervienen múltiples factores, tanto internos como externos. Algunas de las razones por las que esta afección puede manifestarse o empeorar sus síntomas son las siguientes:

  • Predisposición genética: es habitual que las personas con rosácea tengan antecedentes familiares con esta condición.
  • Alimentación: los platos copiosos, los alimentos azucarados o picantes o el consumo de alcohol, té o café, elevan la temperatura del cuerpo y estimulan la vasodilatación, lo que puede desencadenar o empeorar los signos de la rosácea.
  • Fuertes cambios de temperatura o temperaturas extremas: el enrojecimiento de las pieles con rosácea empeora con el frío. Las bajas temperaturas provocan un aumento de la vasodilatación de los capilares cutáneos para aportar más sangre y así mantener la temperatura de la piel. Respecto a los cambios bruscos de temperatura, pasar de frío a calor puede ocasionar una vasodilatación aguda de la piel, que se traduce en enrojecimiento, sofoco e incluso escozor.
  • Estrés: una situación de nervios o ansiedad puede provocar que el flujo sanguíneo se incremente de forma brusca, provocando el enrojecimiento de la piel.
  • Exposición al sol: los pequeños vasos sanguíneos, responsables del enrojecimiento de la cara, se dilatan con la exposición solar y se hacen más visibles, lo que empeora el aspecto de la rosácea.

 

Hábitos y rutinas

Ante la aparición de los primeros signos, es conveniente acudir al dermatólogo para que pueda realizar un correcto diagnóstico y prescribir el tratamiento adecuado a cada necesidad. Además de seguir las pautas del especialista, es importante llevar a cabo esta serie de hábitos y rutinas para prevenir los brotes:

  • Evitar los factores que empeoren los síntomas: estrés, alcohol, exposiciones inadecuadas al sol, etc.
  • Llevar a cabo rutinas de limpieza e hidratación de la piel adecuadas, utilizando productos cosméticos específicos para las pieles con rosácea.
  • Usar fotoprotección todos los días: utilizar siempre un protector solar de amplio espectro con un SPF alto, a partir de 50. La fotoprotección es indispensable incluso en espacios interiores, para proteger a la piel del efecto nocivo de la luz azul procedente de las pantallas de los dispositivos electrónicos.

Para combatir la rosácea, es recomendable combinar fotoprotección tópica y oral con ingredientes activos que protejan a las células.

Fotoprotección y rosácea  

La exposición solar suele ser el desencadenante más frecuente del brote de rosácea. La radiación solar induce inflamación de los vasos sanguíneos y daño oxidativo. Además de las consecuencias visibles como el eritema o quemadura solar, una exposición inadecuada a la radiación solar también puede provocar daños en las células de nuestra piel que no se pueden ver. En consecuencia, el sistema inmune de la piel se puede  ver debilitado y sus mecanismos de defensa saturados. 

Dentro de HELIOCARE Oral, las cápsulas de HELIOCARE 360º D Plus, son adecuadas para pieles sensibles, claras o alérgicas al sol.

¿Cómo tratar la rosácea? por Tomás Muret y Rosalía Gozalo

La Vocalía Nacional de Dermofarmacia del Consejo General de Colegios Farmacéuticos junto con Medicina TV y con la colaboración de Cantabria Labs han puesto en marcha un nuevo canal audiovisual con videoconsejos sanitarios centrado en el ámbito de la Dermofarmacia.

Este videoconsejo sanitario impartido por los farmacéuticos Tomás Muret y Rosalía Gozalo, expertos en Dermofarmacia, trata sobre la rosácea. En él se indican las causas y se dan consejos para prevenir este tipo de alteración crónica de la piel que afecta a la cara produciendo enrojecimiento.

“Cómo combatir la rosácea”, por la dermatóloga Natalia Jiménez

La dermatóloga Natalia Jiménez se pone en la piel de las personas con rosácea para explicarnos qué es y cómo combatirla.

 

Suscríbete al BLOG

Recibe los artículos del blog directamente en tu bandeja de entrada



Te puede interesar

Mujer aplicando productos con niacinamida para las manchas
Cuidados y Consejos 27 Jul 2021

¿Qué es la niacinamida y cómo ayuda a combatir las manchas en la piel?

La niacinamida es una forma de vitamina B3 que constituye un nutriente esencial para diferentes funciones del organismo, como las...
Manchas-blancas-piel-Heliocare
Cuidados y Consejos 23 Ene 2020

¿Qué factores provocan las manchas blancas en la piel y cómo pueden evitarse?

Las manchas blancas en la piel están relacionadas con factores que varían desde una simple infección por hongos hasta enfermedades...
Tratamiento de la rosácea en invierno
Expertos 12 Dic 2018

Protector solar para rosácea de Heliocare

La piel con rosácea es una enfermedad inflamatoria. Se considera una enfermedad crónica, ya que, a pesar de no ser grave,...