Cuidado facial 28 Jun 2021

¿Qué relación tiene una dieta rica en vitaminas con la salud de nuestra piel?

La nutrición juega un papel fundamental en la salud de nuestra piel. Una dieta desequilibrada y la falta de cuidados específicos para la piel pueden acabar afectando su buen funcionamiento. Por ello, conviene tener en cuenta los nutrientes básicos, como las vitaminas y los minerales, necesarios para cuidarla y procurar que no nos falten en la dieta.

Las vitaminas A, B8, C y E, así como los minerales como el silicio, el cobre, el magnesio, el azufre, el hierro, el selenio, el yodo o el zinc, entre otros, ayudan a reponer los nutrientes que más se consumen en situaciones de estrés y a combatir los daños que produce en el organismo. Estos son los beneficios que aportan dichos componentes para la salud del cuerpo y la piel.

Vitamina C

También es conocida como ácido ascórbico. Se trata de una vitamina hidrosoluble fundamental para el desarrollo normal del organismo. Es un potente antioxidante que ha demostrado su eficacia en la lucha contra el envejecimiento. Se ha visto que una piel envejecida presenta menores niveles de vitamina C, mientras que una piel joven y sana contiene altas concentraciones. A pesar de su importancia, el organismo es incapaz de producirla por sí mismo o de almacenarla. Por lo tanto, debemos obtenerla en cantidad suficiente a través de alimentos ricos en vitamina C como los cítricos, las bayas, los vegetales de hoja verde y los tomates, entre otros.
La vitamina C en la piel apoya funciones importantes y conocidas: actúa como antioxidante previniendo la acción de los radicales libres y del estrés oxidativo y ayuda en la protección antioxidante contra el daño producido por la radiación solar. Además, contribuye a la formación de colágeno, que aporta elasticidad y suavidad a la piel.

vitaminas necesarias para la piel

Una dieta desequilibrada y la falta de cuidados específicos para la piel pueden acabar afectando su buen funcionamiento.

Vitamina A

Se la conoce por múltiples nombres, como por ácido retinoico, retinoles o beta carotenos, entre otros. La vitamina A interviene en la maduración o diferenciación y proliferación de las células de la epidermis (queratinocitos), reparando las que hayan resultado dañadas. Además, a nivel de la dermis, estimula la formación de colágeno y ácido hialurónico e inhibe la sobreexpresión de metaloproteinasas, es decir, proteínas que pueden degradar el colágeno, entre otros componentes de la dermis. Asimismo, interviene en la hidratación de la piel  corrigiendo la sequedad y la descamación.

La vitamina A es importante también para reforzar la barrera cutánea y prevenir el daño que pueden ocasionar los agentes agresores externos. Además, el déficit de vitamina A puede provocar sequedad, descamación y falta de luminosidad en la piel.

La vitamina A se encuentra en dos formas:

  • Retinol: es la forma principal de vitamina A en las dietas y se encuentra en productos de origen animal como la mantequilla, los huevos, la leche o la carne. En cosmética se trata de uno de los activos antiedad más importantes y con mayor evidencia científica para el cuidado de la piel. Para tener actividad en la piel debe transformarse en ácido retinoico. Su acción estimula la producción de colágeno y ácido hialurónico aportando así luminosidad, suavidad, una disminución de las arrugas y las manchas, etc. Además, al normalizar la queratinización, ayuda a reducir el sebo en pieles grasas o con tendencia acneica. De esta forma, ayuda a mejorar el aspecto global de la piel, igualando su tono y textura. Los máximos beneficios cuando aplicamos productos cosméticos con retinol se obtienen a los 8 meses de uso.
  • Carotenoides: se encuentran en alimentos de origen vegetal como las frutas, las hortalizas y las verduras y pueden transformarse en una forma activa de vitamina A. Hay varios tipos de carotenoides, entre ellos el betacaroteno, que cuenta con propiedades antioxidantes, lo que le hace capaz de proteger a las células de la acción de los radicales libres.

Es necesario utilizar productos para la piel formulados con nutrientes que ejerzan una acción antioxidante, regeneradora e hidratante.

Vitamina B8

Se la conoce también como biotina y es un nutriente fundamental para mantener la piel sana y preservar un buen estado nutricional. Su acción le permite regenerar los tejidos de la piel, favorecer la hidratación y reparar las pieles secas o irritadas. La forma más habitual de consumir la vitamina B8 es a través de complementos alimenticios o de forma natural con alimentos como carnes, lácteos, pescados, cereales integrales y frutos secos, entre otros.

Aunque sea inusual, un déficit de esta vitamina podría provocar cambios en la piel, produciendo picazón, dermatitis y/o rojeces en zonas delicadas como el contorno de ojos o alrededor de la boca.
Nutrición y piel interior

Vitamina E

Se trata del antioxidante liposoluble más importante del organismo. La vitamina E en la piel tiene acción antioxidante, protege a las células contra el daño oxidativo y consigue reforzar la función barrera de la piel, gracias a que mejora la capacidad de retención de agua e hidrata el estrato córneo. Este nutriente lo encontramos principalmente en alimentos de origen vegetal, como los cereales, las nueces y las verduras, aunque también se puede encontrar en alimentos de origen animal, como el huevo.

Los minerales

El silicio, el cobre, el magnesio, el azufre, el hierro, el selenio, el yodo o el zinc son oligoelementos que resultan indispensables en la renovación celular y la estimulación cutánea. Por ello, un déficit de minerales en la dieta puede debilitar la función barrera de la piel y provocar grietas y/o la formación de estrías.

ENDOCARE, ciencia médica antiedad complementaria a una alimentación saludable

Además de seguir una dieta equilibrada y variada, es importante utilizar productos cosméticos especialmente formulados que ejerzan una acción antioxidante, regeneradora e hidratante y que aporten un extra de luminosidad a nuestras pieles. Ese es el caso de ENDOCARE, ciencia médica antiedad que cuenta con tecnologías patentadas y activos cosméticos innovadores clave que actúan hasta en las capas más profundas de la piel, ayudando a que luzcas una piel saludable y joven.

ENDOCARE ofrece diferentes tratamientos tópicos para aprovechar al máximo los efectos de nutrientes tan necesarios para la piel como la vitamina C. En concreto, las ampollas de ENDOCARE Radiance se han convertido en un formato imprescindible del cuidado facial al proporcionar una alta concentración de tecnologías y activos con una textura ligera que conserva en óptimas condiciones los activos y sus propiedades.

Entre sus tecnologías con aval científico se encuentra SCA® Growth Factor Technology, altamente regeneradora y antioxidante. Además, estas ampollas combinan Vitamina C pura y estabilizada con proteoglicanos, con el fin de proporcionar luminosidad, hidratación, reducción de arrugas y firmeza a nuestras pieles.

 

Suscríbete al BLOG

Recibe los artículos del blog directamente en tu bandeja de entrada



Te puede interesar

Tratamientos médicos para contorno de ojos
Cuidados y Consejos 17 Feb 2021

Descubre los tratamientos médicos adecuados para cuidar el contorno de los ojos y tener una mirada descansada y joven

La piel del contorno de los ojos es mucho más fina y delicada que la del resto de nuestro cuerpo....
cuidar y reforzar la barrera cutánea
Cuidados y Consejos 8 Feb 2021

¿Qué es la barrera cutánea y qué papel juega en la salud y el aspecto de nuestra piel?

Si hablamos de la estructura de nuestra piel, es importante tener en cuenta que la capa más externa es la...
Ojeras y bolsas: causas y tratamientos
Cuidados y Consejos 22 Ene 2021

Bolsas y ojeras. Por qué se producen y cómo tratarlas.

Las ojeras y bolsas son alteraciones que se producen en la zona periocular inferior por diferentes motivos. Aunque en la...