El Sol

El sol es una estrella, una bola caliente de gases radiantes, situada en el centro del sistema solar, de la que recibimos calor y luz. El sol emite ondas electromagnéticas, denominadas radiación solar, que son esenciales para la vida, pero también perjudiciales.

> Causa más de 2 millones de casos de cáncer de piel cada año.

> Es responsable del 80% del envejecimiento de la piel.

> 5 quemaduras solares o 1 quemadura con ampollas en la infancia duplican el riesgo de sufrir cáncer de piel.

> 15% más casos de quemaduras solares en los últimos 4 años.

> El 23% de la población se ha quemado más de 4 veces en un año.

 

La radiación solar

 

La piel

La piel es una capa fina de tejido que forma la barrera externa natural del cuerpo y lo protege del calor, de la luz, de lesiones y de infecciones. También ayuda a conservar los niveles de hidratación y regular el calor.

 

Tipos de piel

Piel normal

Piel bien equilibrada (ni demasiado grasa ni demasiado seca), con poros pequeños, sin imperfecciones, con una textura suave y uniforme, fresca, de color rosado, de aspecto radiante y sin hipersensibilidad

Piel seca

Presenta carencia de lípidos (producción de sebo reducida), con sensación de tirantez, puede agrietarse, pelarse, picar o estar irritada. La piel muy seca puede volverse áspera y escamosa.

Piel mixta

Seca o normal en algunas zonas, a la par que grasa en otras, como la zona T (nariz, frente y barbilla).

Piel grasa

Alta producción de sebo, causa una sensación grasa, con grandes poro visibles, apagada o brillante, y con imperfecciones.

Piel sensible

Con tendencia a presentar enrojecimiento, picor, quemazón o sequedad.

Radiación solar y su efecto en la piel

 

Investigaciones recientes en fotobiología muestran que el daño cutáneo causado por la radiación solar no se debe exclusivamente a la radiación UV: las radiaciones visible e infrarroja también pueden desempeñar un papel importante.

 

¿Qué efectos causa cada tipo de radiación?

 

 

¿Cómo se muestran esos efectos en la piel?

Recomendaciones habituales para una exposición solar segura y saludable

Evita la exposición solar durante las horas de radiación solar intensa.

Lleva siempre ropa de protección, como mangas largas, sombreros y gafas de sol.

Los bebés y los niños pequeños no deben exponerse directamente al sol.

Ten especial cuidado con las superficies que reflejan los rayos del sol, como la nieve, la arena, el agua y el cemento.

Aplica una capa abundante de protector solar de amplio espectro. Repite la aplicación al menos cada 2 horas.

Mantente hidratado.

PROTECTOR SOLAR

 

El fotoprotector tópico o protector solar es un producto cosmético que se aplica sobre la piel para protegerla frente al daño causado por la radiación solar.

 

Composición del protector solar

Este es un ejemplo de composición ideal; la mayoría de los protectores solares estándar no contienen todos estos ingredientes.

 

 

La fotoprotección más completa es la que incluye fotoprotección por vía oral porque ofrece niveles más profundos en cuanto a neutralización y reparación del daño y cubre las deficiencias de la fotoprotección tópica:

 

La pantalla total no existe, por eso el SPF no es suficiente para una fotoprotección completa. Hay que ir más allá en la forma de protegerse del sol: proteger, neutralizar y reparar el daño de las radiaciones solares.

 

 

¿Quieres estar al día sobre Cantabria Labs?

Inscríbete para mantenerte al tanto de nuestras novedades y cuidados